Denunció que su mejor amigo lo hirió de cinco puñaladas antes de ir al colegio

La madre del adolescente agredido relató que habían acordado encontrarse para ir al colegio.



El joven permanece internado en el hospital zonal de Bariloche. Foto: archivo

El joven permanece internado en el hospital zonal de Bariloche. Foto: archivo

Habían acordado encontrarse a las 7.40 en la esquina de Tiscornia y Onelli para caminar juntos hasta el colegio.

Uno de los adolescentes había pasado la noche en casa de su padre a solo tres cuadras del lugar de encuentro. Antes de salir de su casa, le mandó un mensaje a su amigo para avisarle simplemente que ya estaba en camino. Al abrir la puerta, fue abordado por un sujeto completamente encapuchado que lo metió nuevamente adentro de la vivienda, lo dio vuelta y lo amenazó poniéndole un cuchillo en su cuello.

Así relató Verónica el episodio del último martes por la mañana en el que su hijo recibió cinco puñaladas y diversos cortes en el cuerpo. El chico de 15 años está estable pero aun continúa internado en la Sala de Cuidados Intermedios del hospital zonal.

"A mi hijo lo atacó su mejor amigo. Eran compañeros de escuela desde primaria y después siguieron juntos hasta el secundario", contó la mujer a Río Negro.

Relató que cuando su hijo fue interceptado, en un primer momento, pensó que se trataba de un asaltante. Por eso, le ofreció dinero y su celular. "Esta persona le escribía con el celular, no quería hablar. Le hacía preguntas. El agresor le decía que elija: que lo mataba a él o sus amigos. Mi hijo no entendía y le preguntaba por qué le hacía eso", puntualizó la mujer.

En un momento, se generó un forcejeo y al agresor se le salió la gorra. "Resultó ser su mejor amigo, indicó, mi hijo logró incorporarse pero el agresor le dio cinco puñaladas profundas".

En un nuevo forcejeo, la víctima logró quitarle el cuchillo. "Le pedía que lo deje ir al médico. El otro chico le recriminó que le había pegado y que era él quien necesitaba ir al médico. Mi hijo le insistió para que fueran los dos. Sabía que era la única forma para salir de ahí", dijo la mujer.

Al salir a la calle, pidieron ayuda en un radiotaxi, ubicado a unos pocos metros. "En el auto, el otro chico le dice a mi hijo que no lo denuncie, que dijeran que había sido un asalto. El taxista escuchó el diálogo. Les preguntó por qué no llamaban a los padres y el agresor respondió que no nos molestaran, que estábamos trabajando", recalcó la madre.

En la guardia del hospital, el muchacho señaló que estaba apuñalado y que el responsable era el otro joven que permanecía en el hospital.

"Santiago luchó por su vida. Está mal. Anímicamente no habla. Cuando estamos a solas, llora en la oscuridad. Le duele el cuerpo y el alma por su amigo de toda la vida", sintetizó la madre y aclaró que nunca habían tenido problemas. "Incluso, agregó, le consultamos a mi hijo si en algún momento, el otro chico había sufrido situaciones de bullying por parte de los compañeros y lo negó rotundamente".

La mujer cuestionó que ayer concurrió al Ministerio Público Fiscal a ampliar la denuncia pero en mesa de entradas, le indicaron que "no había fiscales y que regresara el lunes".


Comentarios


Denunció que su mejor amigo lo hirió de cinco puñaladas antes de ir al colegio