Desocupación: Afecta en el mundo a 200 millones de habitantes

“Tras tres años en los que los mercados laborales enfrentaron continuas condiciones críticas y frente a la perspectiva de un nuevo deterioro de la actividad económica, el desempleo afecta a 200 millones de personas a nivel mundial”, sostuvo la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un informe reciente. Subrayó, además, que serán necesarios más de 400 millones de nuevos puestos durante la próxima década para absorber el crecimiento anual de la fuerza laboral. El informe señaló, asimismo, que el mundo enfrenta un desafío adicional: crear trabajo decente para los aproximadamente 900 millones de trabajadores que viven con sus familias por debajo de la línea de la pobreza de dos dólares al día, la mayoría de ellos en países en desarrollo. Los jóvenes aún se encuentran entre los más afectados por la crisis, con pocas esperanzas de una mejora sustancial en sus perspectivas de empleo a corto plazo. “Había 74,8 millones de desempleados de entre 15 y 24 años en el 2011 (…) Y la tasa mundial de desempleo juvenil del 12,7% se ubica un 1% por encima de los niveles anteriores a la crisis”. El informe de la OIT también señaló que: • Cerca del 30% de todos los trabajadores –más de 900 millones– vivía con su familia por debajo de la línea de la pobreza en el 2011, unos 55 millones más respecto de las tendencias previas a la crisis. Alrededor de la mitad de esos 900 millones subsistía por debajo de la línea de la pobreza extrema de 1,25 dólares al día. • El número de trabajadores con empleos vulnerables en el 2011 se estimó en 1.520 millones, un incremento de 136 millones desde el 2000. • El 50,5% de las mujeres tenía un empleo vulnerable, comparado con el 48,2% de los hombres. • Las condiciones económicas favorables impulsaron las tasas de creación de empleo por encima del crecimiento de la mano de obra, fortaleciendo la demanda interna. • Aunque permaneció alta, la diferencia entre la productividad laboral entre las economías desarrolladas y el mundo en desarrollo se achicó. En el 2011 la producción por trabajador en las economías desarrolladas y la Unión Europea fue de 72.900 dólares, frente a un promedio de 13.600 en las regiones en desarrollo. “Los datos reflejan la creciente desigualdad y la continua exclusión que sufren millones de trabajadores y sus familias”, observó Juan Somalia, director general de la OIT. Por eso exhortó a que “se apliquen medidas de apoyo al crecimiento del empleo en la economía real” y advirtió que “las públicas, por sí solas, no serán suficientes para promover una recuperación sostenible”.

CONSULTOR IMPOSITIVO


Comentarios


Desocupación: Afecta en el mundo a 200 millones de habitantes