Despedidos del matadero piden reincorporación

La planta de Centenario todavía no entró en funcionamiento con el nuevo esquema

CENTENARIO (ACE).- Los trabajadores despedidos del matadero de Centenario realizaban urgentes gestiones ante las autoridades locales para lograr la reincorporación al establecimiento a partir del levantamiento de la barrera sanitaria.

A diferencia del establecimiento en Senillosa, el matadero de Centenario aún no entró en funcionamiento con el nuevo esquema propuesto por Senasa para la flexibilización de la barrera sanitaria.

Nueve obreros de un plantel de 23 quedaron cesantes hace unas semanas porque los concesionarios del matadero municipal plantearon que sin la apertura de la barrera sanitaria, no había posibilidades de sostener el plantel existente.

"Tuvimos dos audiencias en la subsecretaría de Trabajo donde no se presentaron porque aseguraban que como no se levantaba la barrera no había nada de qué hablar, por eso ahora -con el fin de la restricción de ingreso- esperamos que tengan la predisposición de hacerlo", dijo Roberto Jara, del CTA.

El veterinario de registro de Senasa en el Matadero, José Bruno, explicó que en el establecimiento aún restan "trámites administrativos" para quedar habilitado tal cual lo exige la normativa que permitió el ingreso de hacienda de la zona norpatagónica al área de Confluencia.

Bruno explicó que "en cuestión de horas" estaría completamente habilitado, pero mientras se encuentran en la situación anterior al levantamiento parcial de la barrera.

Indicó que el lugar estaba funcionando con unos 10 operarios para una faena de 30 a 40 lechones semanales y poca disponibilidad de vacunos -sólo el ganado neuquino-, al tiempo que entendió que una vez que ingrese la hacienda norpatagónica, los empresarios requerirán de mayor personal para atender una demanda de 90 a 120 vacunos por semana.

"Eso lo definirán los dueños de la concesión", dijo Bruno mientras reiteró que sólo estaba a cargo del aspecto sanitario del matadero.

Mientras, los trabajadores esperaban que los concejales y el intendente Luis Castillo convocaran a los matarifes para exigir la reincorporación. "El acuerdo que hizo el municipio con los concesionarios del matadero e inclusive el préstamo de 150.000 pesos al que accedieron por la intermediación municipal establecían que las gestiones se realizaban para poner en funcionamiento el lugar y asegurar las fuentes de trabajo existentes", dijo ayer María Maldonado, concejal de la Alianza.

Los ediles aguardaban poder entablar negociaciones con los concesionarios para hoy.


Comentarios


Despedidos del matadero piden reincorporación