Detienen al ex compañero de Graciela Angulo

Quedó a disposición del juez Lozada, por la muerte de la mucama.



El juez Lozada indagará a José Córdoba por el asesinato de la mujer encontrada en Collón Cura.

EL BOLSÓN (AEB)- José Córdoba, un hombre que estuvo vinculado sentimentalmente con Graciela Isabel Angulo, la mucama hospitalaria que apareció asesinada el jueves bajo una alcantarilla, a la altura del puente Collón Cura fue detenido por orden del juez Martín Lozada. El imputado se hallaba en un domicilio de la calle Alberti al 100, y no presentó resistencia cuando llegó la policía a buscarlo. Quedó alojado en un calabozo de la Comisaría 12°, a la espera de ser trasladado a Bariloche, donde será indagado. El cuerpo de la trabajadora fue encontrado casualmente por operarios de Vialidad Nacional que destapaban alcantarillas antes del invierno sobre la Ruta Nacional 40, a unos mil metros del cruce caminero que lleva hasta La Rinconada y Junín de los Andes, 300 kilómetros del norte de esta localidad. En la autopsia se determinó que “aun cuando el cadáver estaba muy deteriorado, por el tiempo y el accionar de lo que se presume animales salvajes, se observó que no habría evidencias de hematomas o lesiones”. Al examinar los pulmones, los facultativos coincidieron en que el deceso se produjo por asfixia, por ahogamiento o sofocación, y queda ahora determinar a los peritos si el asesino la estranguló, ya que “el alto grado de descomposición del cadáver no permitió determinar eso”, indicaron. Cabe recordar que Córdoba se presentó día atrás ante los medios de prensa, acompañado por su abogado Ricardo Gonzaga, para negar cualquier vínculo con el caso. Al llegar al destacamento policial, los familiares de Graciela Angulo expresaron su dolor y bronca insultando al imputado, que debió entrar a la celda con fuerte custodia de los uniformados. De igual modo, familiares del detenido hicieron una denuncia por amenazas y optaron por cambiar de domicilio por unos días y “hasta que los ánimos se calmen”. Al parecer, la pareja se había distanciado un mes antes del trágico suceso, aunque seguían compartiendo alguna rutina hogareña, como el uso de un Fiat Uno rojo, que Graciela usó la mañana del miércoles 6 de abril para llevar a su hija menor al jardín. Enseguida, como había dejado su turno en el lavadero a las 8, se retiró a descansar en la casita que alquilaba en el barrio Usina (las cuatro hijas, de 5, 10, 12 y 15 años, viven con su padre). No obstante, como la nena lloraba en el colegio, las dos mayores fueron hasta la vivienda alrededor de las once. Vieron el auto en el patio y el celular de la mamá sobre la mesa de la cocina. Cuando golpearon, sólo la voz de un hombre, en medio de una acalorada discusión, le preguntó “¿quién es?”, pero nadie les abrió. La familia esperaba ayer una resolución del juez competente de Neuquén para poder trasladar el cuerpo hasta El Bolsón.


Comentarios


Detienen al ex compañero de Graciela Angulo