Diez años de prisión al hombre que tomó de rehén a un defensor oficial en Zapala

La condena se la aplicaron por una causa anterior, por abuso sexual a una niña. Está preso a la espera del juicio por la privación ilegítima de la libertad del funcionario judicial.

Villar, desde el lugar donde tenía de rehén al defensor, dialoga con la fiscal. (Archivo/César Soria)

Villar, desde el lugar donde tenía de rehén al defensor, dialoga con la fiscal. (Archivo/César Soria)

Adrián Villar y su hermana mantuvieron en vilo a la provincia hace dos meses, cuando irrumpieron en la oficina del defensor jefe de Zapala, Pablo Méndez, y lo mantuvieron de rehén durante diez horas hasta que se entregaron.

Hoy, Villar fue condenado a diez años de prisión por el abuso sexual de una niña. El hombre había tomado de rehén a su propio defensor para exigir un nuevo juicio, porque decía ser inocente.

La determinación de la pena la hizo un tribunal colegiado integrado por los jueces Diego Chavarría Ruiz, Leandro Nieves, y la jueza Laura Barbé. El fiscal fue Marcelo Jofré, quien había pedido 15 años de prisión, y como defensor se desempeñó Diego Simonelli de Cutral Co.

Méndez está de licencia desde que ocurrió el hecho que lo tuvo como víctima, y que fue considerado un agravante al momento de graduar la pena del condenado.

La acusación del fiscal del caso fue que entre 2013 y 2016 Villar abusó sexualmente de una niña que era parte de su entorno familiar y con quien convivía en la misma vivienda en una localidad cercana a Zapala. Los abusos continuaron entre 2017 y 2019 en la ciudad de Zapala, también en un mismo ámbito de convivencia.

El delito que le atribuyó el representante del Ministerio Público Fiscal fue abuso sexual simple reiterado, agravado por haberse cometido contra una menor de dieciocho años aprovechando la situación de convivencia preexistente y ser encargado de su guarda, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado por haberse cometido contra un menor de dieciocho años aprovechando la situación de convivencia preexistente y ser encargado de su guarda, todo en calidad de autor (previstos y reprimidos en el artículo 119 primer párrafo; 119 tercer y cuarto párrafo inciso “b” y “f” y 55, y artículo 45 del Código Penal).

La defensoría del Niño y el Adolescente adhirió a la acusación efectuada por la fiscalía.

En marzo, el tribunal del juicio había declarado la responsabilidad penal del imputado. La semana pasada se realizó la audiencia de determinación de pena en la que el fiscal del caso requirió la pena de 15 años de prisión efectiva. Y hoy el tribunal dio a conocer la decisión: 10 años de prisión de cumplimiento efectivo.

Al momento de requerir la pena, el representante del Ministerio Público Fiscal, planteó como agravante que en marzo pasado, Villar y su hermana ingresaron a la sede de la defensoría oficial de Zapala y allí retuvieron ilegítimamente al defensor público Pablo Méndez, durante once horas y diez minutos, con el objetivo de obligarlo a pedir una nueva Cámara Gesell en el caso de abuso sexual por el que fue declarado penalmente responsable.

Para esto, usaron un machete, una navaja, un palo y cadena, y ataron al defensor público y lo intimidaron. Por este comportamiento fue imputado del delito de privación ilegítima de la libertad coactiva y se le impuso prisión preventiva.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Diez años de prisión al hombre que tomó de rehén a un defensor oficial en Zapala