Diseñan una propuesta alternativa



Gobernadores disidentes y oficialistas diseñan un acuerdo en el Congreso, donde la próxima semana comenzará el debate sobre el proyecto de ley de retenciones móviles enviado por la presidente Cristina Fernández de Kirchner en el marco del conflicto con el campo.

La base del entendimiento establecería los siguientes parámetros: la Nación continuaría percibiendo el 35% de las retenciones, pero la suba impuesta por el gobierno hace l00 días, objetada por el campo, se trasladaría automáticamente a las provincias. Éstas, a su vez, dispondrán luego una negociación particular con los representantes del agro para determinar si le devuelven la totalidad del incremento o una parte a los productores. Se entiende que esta fórmula podría satisfacer a los ruralistas.

Se avanza en este acuerdo (producto de las reuniones políticas realizadas en la noche del jueves), aunque ya se conoce la indignación de Néstor Kirchner por esta iniciativa.

El ex presidente insiste en que se apruebe a libro cerrado su proyecto de suba de retenciones, tarea a la que se abocó presionando a cada uno de los legisladores.

Pero también sabe que para oponerse a la nueva alternativa no podrá esgrimir que sus impulsores son “desestabilizadores”, “golpistas”, “gente de la nueva” o “vieja derecha que no han sido elegidos por el voto popular”.


Comentarios


Diseñan una propuesta alternativa