Disputan puestos de trabajo en proyecto minero

Un campamento se levanta en la provincia cuyana.

#

La base de la empresa Vale está en Mendoza pero la ciudad más cercana es Rincón de los Sauces.

Archivo

NEUQUÉN (AN).- Un campamento –que funciona como una pequeña ciudad– enclavado en pleno desierto mendocino a unos 50 kilómetros de Rincón de los Sauces es una muestra de las diferencias entre provincias que determinan que trabajadores de Mendoza o Neuquén tengan restricciones para desarrollar sus tareas de un lado u otro del río Colorado. A juicio de los dirigentes gremiales “todos somos argentinos” pero en términos de defensa de “los compañeros” exigen a los gobiernos que ejerzan presión sobre la empresa Vale para que, a través de sus contratistas, cumpla una suerte de ley de arraigo y privilegie, hasta un 70%, la contratación de mano de obra local.

El secretario General de la delegación Malargüe de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, Uocra, José Lemos, contó a este diario que la semana pasada protagonizaron una medida de fuerza para exigir a la contratista de Vale que instale equipos de aire acondicionado en los trailer y por la cantidad de francos. Los trabajadores que viven en el campamento trabajan 21 días por siete de franco “y lo más cerca que tenemos es Rincón porque Malargüe está a más de 300 kilómetros”. Este campamento es una contratista que ejecuta una obra civil en el sitio donde se explotará potasio, un fertilizante demandado en zonas de explotación agrícola tropicales como el territorio brasileño.

En este campamento, aseguró Lemos, viven unos 700 obreros “y muchos de ellos son de Neuquén e inclusive de Rincón” e indicó que “justo el martes llegaron a la mina unos diez compañeros de Rincón”. La mina experimental está más hacia el norte del actual campamento.

Su par de Rincón, Juan Ángel Godoy, indicó que “los trabajadores no tenemos fronteras” pero “es un problema político porque cuando van allá tratan a mi gente como si fueran perros”. La metáfora que hace referencia al can es una forma de graficar el maltrato que reciben pero que no se verbaliza en lo formal.

“Con Godoy tenemos un buen diálogo, acá por convenio las contratistas deben emplear un 75% de trabajadores mendocinos”, indicó Lemos quien aseguró que “cuando empiece la construcción de la vía férrea del lado neuquino seguramente va a haber posibilidad de trabajo para alguno de los compañeros”.

El gobierno de Neuquén llegó a un acuerdo con Vale que replica, con matices, el acuerdo con Mendoza en cuanto al porcentaje de mano de obra provincial.

En el campamento de la contratista hay salas de juego, canchas para la práctica de padel, fútbol y “hasta construyen un microcine”, dijo Lemos.

Vale presentó al gobierno mendocino un pedido de autorización para la construcción de un puente sobre la Ruta 180 donde se montará una cinta transportadora que llevará el material extraído en el yacimiento hasta la estación de tren que se construirá en territorio neuquino. La obra se encuentra entre los puentes de El Portón y otro en Pata Mora.


Comentarios


Disputan puestos de trabajo en proyecto minero