Disuasión y desarme, dos imposibles

CONTEXTO

Irán logró enriquecer uranio hasta en un 20%, con lo que según la Organización de Internacional de Energía Atómica está a medio camino para fabricar un bomba atómica. “Hay dos posibilidades: que haya una disuasión mutua; que ninguno se atreva a atacar a otro como ocurrió en la Guerra Fría; la otra posibilidad es que Israel tenga que desarmarse”, dijo Arie M. Kacowicz, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Jerusalén. “Una opción es el desarme nuclear, pero ninguna de las dos opciones son fáciles de llevar a la práctica”, agregó. Una encuesta de la consultora estadounidense Pew Research Center, realizada el 15 de febrero, señala que 58% de los encuestados dice que Estados Unidos debería usar la fuerza militar para prevenir que Irán desarrolle armas nucleares, contra un 30% que se opuso a una intervención militar de ese país. En cuanto a la posibilidad de que Israel ataque a Teherán, un 51% dijo que Washington debería permanecer neutral si Tel Aviv toma esa acción, pero un 39 % dijo que la Casa Blanca debería respaldar esa acción, contra un 5% que se opuso a una acción israelí. The New York Times, citando fuentes de la secretaría de Defensa, dijo que Israel tendría que usar por lo menos un centenar de aviones contra Irán, con sus pilotos volando a más de 1.600 kilómetros a través de un espacio aéreo hostil. Mencionó también que Israel buscaría atacar cuatro instalaciones iraníes: las de enriquecimiento de uranio de Natanz y de Fordo, el reactor de agua pesada de Arak y la planta de conversión de pasta amarilla en Ispahán. (Télam)


Comentarios


Disuasión y desarme, dos imposibles