Doce horas de piquetes tensionaron el clima social y político neuquino

Los trabajadores autoconvocados de los hospitales mantuvieron la interrupción en Arroyito y Junín de los Andes. Hubo silencio oficial. Por el fin de semana desistieron de medidas hasta el lunes. Crujió el sector turístico que ya prevé medidas de restricción para el invierno.

El corte de la ruta 22 en Arroyito generó extensas colas de vehículos en el inicio del fin de semana largo (Yamil Regules)

El corte de la ruta 22 en Arroyito generó extensas colas de vehículos en el inicio del fin de semana largo (Yamil Regules)

El levantamiento voluntario de los cortes de ruta que realizaron ayer los trabajadores autoconvocados de salud trajo alivio para el gobierno y el sector turístico tras un inicio de Semana Santa caótico, pero solo temporal. El lunes se retomarán las asambleas en todos los hospitales para definir la continuidad de las medidas de fuerza, sin que se anticipe ninguna intención del Poder Ejecutivo de entablar un diálogo con el sector.

Ayer se mantuvo en silencio durante toda la jornada y la única voz parecida a la oficial llegó de un comunicado de prensa de diputados del Movimiento Popular Neuquino, quienes tildaron los cortes de “injustificables” y de “delitos de acción pública”. El texto llegó minutos después de que los manifestantes resolvieran levantarlos, alrededor de las 17.

Por tratarse de rutas nacionales, hubo presencia de gendarmería y la intervención estuvo a cargo de la justicia federal, aunque en ningún momento dictó órdenes de desalojo. En la fiscalía provincial se mantuvieron expectantes ante la posibilidad de llamar a una mediación, una herramienta de la que el gobierno echó mano más de una vez en conflictos difíciles, pero el levantamiento voluntario finalmente descartó la posibilidad.

El Ejecutivo quiere evitar una mesa de diálogo a toda costa, pues implicaría ceder su posición y reconocer a los manifestantes como legítimos interlocutores del escalafón salud. Aún confían en que la acreditación de haberes, el sábado, pueda hacer desistir al sector menos duro cuando vea reflejado el porcentaje de aumento. Un argumento igual había dado el secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo, cuando estimó que el cobro ayudaría a “bajar la espuma” de la rebelión, pues el incremento será mayor al 15%.

Se verá el lunes cuando los autoconvocados retomen las medidas de fuerza y las asambleas por hospital.

Los cortes fueron cuatro en toda la provincia. El más numeroso fue el que protagonizaron los autoconvocados en el puente Carancho que cruza el canal de riego en la zona de Arroyito. Al no haber cruces alternativos la fila de vehículos que se formó era de varios kilómetros. Comenzó después de las 6. Hubo un incidente cuando un grupo de turistas impidió el cruce de una ambulancia porque aducían que tenían el mismo derecho a cruzar.

El otro fue en la ruta 40 en el puente que hay sobre río Chimehuín en Junín de los Andes donde tampoco existen vías alternativas. Esta interrupción también comenzó a las 6 y se extendió hasta después de las 20.

Durante la mañana de ayer desde los sectores turísticos se alentaba la llegada de turistas por vías alternativas como era la ruta 6 y 23 en la provincia de Río Negro para llegar a Bariloche y de allí a Villa La Angostura o San Martín, pero hubo un corte, de menor duración, en Puente de Piedra en el ingreso a Villa La Angostura en la ex ruta 231, ahora Ruta 40. En Las Lajas también hubo un corte en el puente El Humo.

A los bloqueos de Salud se sumó el de vecinos autoconvocados del barrio Hijos la Esperanza, que mantuvieron un corte total sobre Ruta 22, a la altura de calle Mansilla de Plottier, por un reclamo de tierras. En Centenario, los municipales entregaron volantes en la segunda rotonda.

Postura del MPN

El bloque de diputados provinciales del MPN expuso su rechazo a los cortes de ruta que afectaron la circulación y que “claramente constituyen un delito de acción pública”.

En un pronunciamiento público indicaron que para las localidades cordilleranas, las medidas adoptadas “agravan aún más la crisis en la que se encuentran viviendo producto de la epidemia que ha afectado tanto la salud como la economía de la población”.

Expusieron que los cortes de ruta “no son ni serán nunca una herramienta para componer situaciones, y en el caso particular, producto de un reclamo sectorial, ya ha tenido respuesta por el Estado lo que vuelve la medida aún más injustificable”.

Los legisladores oficialistas indicaron que el gobierno dio respuestas al reclamo y que al impedir que se trabaje en uno de los sectores económicos, como el turismo, impiden que se redistribuyan los recursos.

El intendente de San Martín de los Andes, Carlos Saloniti, expuso que “el sector turístico ha sido uno de los más afectados por las restricciones que nos impuso la pandemia y nos hemos organizado para entre todos poder superar, en parte, las serias dificultades que ocasionó, por lo que intentar visibilizar un conflicto promoviendo daños colaterales al resto de los ciudadanos nos parece, por lo menos, inadecuado”.

Su par de Junín de los Andes, Carlos Corazini, reconoció que el sector de salud “ha tenido y tiene el rol más importante en la lucha contra el COVID-19, pero llevar adelante un corte total de los accesos a la localidades turísticas de la provincia, no hace más que agravar la situación del sector turístico”.

El Frente de Todos en la Legislatura había recibido a los autoconvocados y pidió, formalmente, al gobierno que los convoque. En el mismo sentido se expresó la diputada provincial de JxC, Leticia Estevez.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Doce horas de piquetes tensionaron el clima social y político neuquino