Dos familias mapuches enfrentadas por la posesión de un campo

Tras largos años de buena convivencia en un paraje cerca de Ñorquinco, surgieron roces entre hijos y nietos por la tierra.



Los imputados a la izquierda. Los Reuque son los denunciantes (derecha). Foto: Alfredo Leiva

Los imputados a la izquierda. Los Reuque son los denunciantes (derecha). Foto: Alfredo Leiva

Las familias Reuque y Collihuin convivieron sin grandes problemas durante décadas en el siglo pasado en el paraje Chacay Huarruca, en la Línea Sur de la provincia de Río Negro. Fuentes judiciales sostienen que hasta se ayudaron en más de una ocasión en esa inhóspita zona de la meseta patagónica. Pero con el paso del tiempo comenzaron los roces entre los hijos y nietos.

Hoy están enfrentadas por la posesión de un campo de 1.200 hectáreas y los Reuque acudieron a la justicia para que intervenga. Denunciaron a miembros de la familia Collihuin, porque irrumpieron por la fuerza en la tierra que habitan desde hace décadas y la usurparon.

El juez de garantías Sergio Pichetto admitió los cargos que el fiscal de El Bolsón, Francisco Arrien, imputó a Evaristo Néstor Collihuin, Mercedes Mabel Parra y Candela Collihuin por el delito de usurpación por turbación de la posesión, lesiones y amenazas. Otros dos imputados no comparecieron a la audiencia de formulación de cargos que se hizo la semana pasada y serán acusados en otra ocasión. Los imputados estuvieron asistidos por la defensora particular Mariela Taboada.

La investigación

4 meses
de plazo otorgó el juez a las partes para completar la investigación.

Arrien sostuvo que los acusados, junto a otras personas, irumpieron a las 8 del 10 de noviembre pasado en el lote 68, sección 9, ubicado en el paraje Chacay Huarruca “y despojaron” del campo a Guillermina y Lucía Reuque. Dijo que lo hicieron con violencia física y amenazas en perjuicio de Guillermina que se encontraba sola en la vivienda.

El fiscal relató que la víctima recorría el campo y observó a una mujer que arriaba sus chivas. Cuando se acercó, constató que era Parra. La imputada, según Arrien, le dio golpes de puño y una patada y Candela también la golpeó. Luego, Colllihuin y otra pariente golpearon y maltrataron a Reuque. Los agresores le advirtieron que el terreno había sido ocupado porque era territorio mapuche y se instalaron en ese lugar.

Fundó la acusación con las declaraciones de la víctima y de sus familiares, los certificados médicos y del Senasa, que acreditó la existencia de animales de la familia Reuque en ese campo en disputa. También, el permiso precario que tienen los denunciantes, entre otras pruebas.

El abogado por la querella, Ezequiel Palavecino, adhirió a la acusación del fiscal. Y afirmó ante el juez que era la primera vez desde que ocurrió el incidente que sus clientes pudieron salir del campo tras sufrir las agresiones.

Vivimos amenazados todo el tiempo”, aseguró Guillermo ante Pichetto. “Nos tienen secuestrados, nos tiraron los alambres abajo. Ya no tenemos acceso al campo”, explicó, llorando.

Recordó, llorando, el drama que vivió el día del ataque. “Me sacaron las zapatillas y me arrastraron a caballo. No puedo salir ni al médico”, dijo la mujer. “Le pido por favor señor juez que imparta justicia”, imploró. Y recordó que Evaristo le mató a un hermano.

El crimen ocurrió el 7 de junio de 2005 y Collihuin fue condenado meses después a 8 años de prisión por el homicidio de Ademar Reuque.

Yo no entiendo las mentiras”, respondió Evaristo cuando le preguntó el juez se había comprendido la acusación. Y aclaró que la cumplió su condena.

El hombre se presentó como lonko de la comunidad Lof Che Collihuien, que se conformó hace poco tiempo, según fuentes judiciales. La defensora sostuvo que no reconocen los hechos que el fiscal les atribuye a sus clientes. Advirtió que hay denuncias cruzadas.

Dijo que el conflicto se está tratando en el Consejo de Desarollo de Comunidades Indígemnas (Codeci) de la provincia y solicitó que el caso se analice con la perspectiva de la ley mapuche.

Arrien recordó que hay otra denuncia penal de los Reuquen contra los Collihuin por la usurpación de otra parte del campo. Esa causa la investigó la fiscal Silvia Paolini. Dijo que la intención era unificarlas.


Comentarios


Dos familias mapuches enfrentadas por la posesión de un campo