AHORA: Lazaro Báez fue condenado a 12 años de prisión

Dos hidroeléctricas están casi sin reservas de agua

Pese a la escasez de agua, Piedra del Aguila y Cerros Colorados continuaban erogando al máximo. La semana próxima deberán bajar el ritmo y disminuirá la genera ción de energía. dghjgfhjfghj

#

Los balnearios neuquinos muestran el elevado caudal que erogan las hidroeléctricas. La semana próxima la situación cambiará.

NEUQUEN (AN).- Los embalses de dos complejos hidroeléctricos de la región están a punto de entrar en una fase crítica de operación debido a una sobreexplotación de recursos energéticos y las consecuencias de una sequía que hacía casi una década que no se daba. El agua se encontraba ayer a centímetros de la marca mínima, mientras la generación de electricidad se mantenía en niveles altos.

Esa combinación (poca agua y mucha generación) configuró un modo de operar la cuenca que casi inevitablemente obligará la semana que viene a la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) a tomar medidas extraordinarias, que las hidroeléctricas tendrán que acatar y que consisten en reducir drásticamente el funcionamiento de las turbinas que producen electricidad.

"Río Negro" lo adelantó a principios de mes: este año el gobierno no tendrá de su lado la generación hidroeléctrica del Comahue para disimular la crisis energética.

El año pasado, para esta misma época, una crecida jamás vista en el río Neuquén amenazaba con desbordar los embalses y 12 meses después casi no quedan reservas de agua en los lagos. Algo tiene que estar pasando en el clima para que se den estos contrapuntos en tan poco tiempo.

El enorme embalse de Piedra del Aguila estaba ayer a la mañana en su cota 576,74 metros sobre el nivel del mar y el nivel mínimo es de 576.

En el complejo Cerros Colorados el nivel actual de Los Barreales es de 412,15 metros sobre el nivel del mar y el mínimo es de 412, sólo 15 centímetros menos.

Si el agua llegara en cualquiera de las dos presas a esos niveles mínimos ("franja de operación extraordinaria", se llama) las reglamentaciones dicen que los concesionarios de las hidroeléctricas deberían bajar sus erogaciones al mínimo. "Eso es indiscutible", dijo ayer un vocero de la AIC.

El río pasaría a tener lo que se llama un "caudal ecológico", equivalente al 10% de lo que se está erogando en este momento.

Con una decisión de ese tipo, el río Neuquén pasará por debajo de los puentes que conducen a Cipolletti con un cuarto del caudal que tenían ayer. Será, casi literalmente, un hilo de agua.

En Piedra del Aguila, sobre el río Limay, la decisión será la misma: dejar pasar un mí

nimo de agua para permitirle al embalse recuperarse.

La ecuación es sencilla: si el Limay entra a Piedra del Aguila con 200 metros cúbicos por segundo de caudal y sale con 1.100, el embalse va bajando a grandes velocidades.

La relación es similar en el río Neuquén, que llega al complejo Cerros Colorados con 100 metros cúbicos por segundo y sale con entre 300 y 400.

Dicen en la AIC que estamos frente al mismo escenario de sequía de 1998, pero con una diferencia en el país: en aquel entonces había recesión y sobraba la oferta de energía; ahora la economía crece a niveles extraordinarios y no hay cómo mantenerla.

La secretaría de Energía de la Nación, a través de su controlada Cammesa (autoridad del despacho eléctrico), manejó la generación de las centrales hidroeléctricas del norte de la Patagonia sin pensar en el futuro.

Podría, por caso, haber exigido menores niveles de erogación a las hiodroeléctricas en el verano para llegar a esta época con mayores reservas en los embalses (es bueno recordar que en enero y febrero las erogaciones hacia los valles estuvieron por encima del normal, y la sequía ya se veía venir).

Los especialistas sostienen que la llegada de los embalses a la "franja de operación extraordinaria" es inevitable porque por más que nieve ahora se trata de un recurso para tiempos de deshielo, que no son los actuales.

Con las restricciones en Piedra del Aguila, el sistema nacional perderá a una de las centrales hidroeléctricas de mayor potencia del país.

"En ese contexto, la AIC se ha dirigido a la secretaría de Energía de la Nación solicitando modificar la operación de los embalses, para prever las necesidades del mediano plazo para los usos humanos y de riego", comunicó el organismo.


Comentarios


Dos hidroeléctricas están casi sin reservas de agua