Qué aumenta con la quita de los subsidios a la energía y al transporte en Neuquén y Río Negro

El gobierno de Javier Milei adelantó hoy que la reducción de las asistencias del gobierno nacional al transporte y los servicios públicos, como luz y gas, comenzará a regir el 1° de enero. ¿En qué medida afectará a los usuarios de la región?

Tras los anuncios de ajuste del ministro de Economía Luis Caputo y en medio de la expectativa por un paquete de medidas económicas para reducir el déficit fiscal, el gobierno de Javier Milei puso fecha a la quita de subsidios. La reducción de las asistencias del gobierno nacional al transporte y los servicios públicos, como agua, luz y gas, comenzará a regir el 1° de enero. ¿En qué medida afectará a los usuarios de Neuquén y Río Negro?

Según precisó el vocero presidencial Manuel Adorni, la medida sobre los servicios y el transporte es parte de un paquete de ajuste que apunta a “atacar parte del gasto público y la mejora en los ingresos fiscales”. En la conferencia de prensa de este miércoles denunció “inequidad” en los esquemas de costos en el transporte público y en los servicios del AMBA en comparación a los que se paga en el interior del país.

“Esta mejora en los ingresos fiscales a través de la reducción de subsidios todavía deja un tramo por resolver en un esquema de tarifas que consideramos que absolutamente ridícula”, anticipó, y completó: «El incentivo estará puesto en el ahorro y la transferencia de este esquema de subsidios que estará enfocado a la demanda y no a la oferta”.

Quita de subsidios: las facturas de luz y gas vendrán con aumento


Actualmente un tercio de la población no tiene subsidios en sus facturas debido al plan de segmentación implementado en la gestión saliente. Otro tercio percibe una fuerte ayuda con lo que se denomina «tarifa social» que, a juzgar por los dichos del ministro Caputo, no seguiría aplicándose. En este caso el impacto podría ser durísimo en las facturas de los servicios y, según estimaciones extraoficiales, llegar a duplicarse.

El segundo tercio de los argentinos, que tenía subsidios de acuerdo a la franja de consumo que registraba, también verá aumentar sus boletas, cómo mínimo, en un 45% en comparación al mismo gasto energético.

Cabe destacar que pese a que el dólar oficial duplicó su valor, es decir aumentó un 100%, y el precio de la energía está atado a la cotización, esos valores -que son casi el 60% del monto total en una factura- no pueden ajustarse, tanto en el gas como en la electricidad, sin antes realizar audiencias públicas.

Quita de subsidios al transporte: afectará a todos los usuarios de colectivos urbanos e interurbanos


En cuanto a los subsidios al transporte, hasta el momento el ministerio le otorga a las empresas del sector una determinada suma de dinero de forma mensual, en compensación por la diferencia que existe entre el costo real del servicio y el precio de los boletos. Estos subsidios comenzaron a aplicarse en el año 2002, a partir del congelamiento de las tarifas dispuesto por el entonces presidente Eduardo Duhalde.

Actualmente, los subsidios se determinan según los costos operativos de las empresas (gasoil, mantenimiento de las unidades y salarios) y la recaudación por la venta de pasajes. En septiembre, el Gobierno nacional sostuvo, a través de los subsidios, el 85,4% del boleto, precisió Chequeado.com.

El grueso de los subsidios al transporte se destina a empresas del AMBA: según los datos oficiales para 2022 (último período con información completa), del total de $ 235 mil millones otorgados, el 78,2% se concentró en la región metropolitana y sólo el 21,8% fue para el interior.

En julio del año pasado, el ministerio de Transporte de la Nación amplió la partida del fondo compensador para el interior del país incrementado el aporte en Río Negro y Neuquén. Desde mitad de año el organismo dispuso de 9.000 millones de pesos mensuales para el fondo compensador del interior, que se reparte entre las empresas transportistas que cumplen servicios urbanos e interurbanos. Ese monto hasta junio era de 7.000 millones de pesos por mes.

Neuquén, recibe un 1,96% del total de este fondo compensador, por lo que sumó alrededor de unos 190 millones de pesos mensuales, mientras que Río Negro, que recibe poco menos del 1% del total, lo hizo en aproximadamente unos 90 millones. A esto se suma que por exigencia nacional, cada provincia debe aportar el mismo monto en subsidios para el transporte y distribuirlo entre las empresas que ofrecen el servicio y que cumplen los requisitos.

Es por eso que todos los usuarios del servicio de transporte público de pasajeros de la región, sean urbanos e interurbanos, se benefician del subsidio a través del estado nacional o del estado provincial. Si el subsidio cae, la quita impactará sobre el bolsillo de los pasajeros.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios