Edgardo Phiellipp: “Una vuelta a Fase 1 generaría una catarata de cierres”





Con la mira en Vaca Muerta y la crisis del coroanvirus, el vicepresidente de Acipan, Edgardo Phiellipp, dialogó con Pulso sobre el actual contexto económico en Neuquén, al que catalogó como “depresivo”. Señaló que el peor panorama se vive en el rubro hidrocarburífero, con una actividad que no supera el 15% y que se traduce en la pérdida de fuentes de trabajo.

Pregunta: ¿Cuál es la situación actual del comercio en Neuquén?

Respuesta:  La situación en términos generales, salvo las excepciones, es drástica. El sector alimenticio y de limpieza, digamos que están en situación normal. Tuvo periodos de crecimientos en venta, aunque también hubo una caída el mes pasado. El rubro de materiales de construcción ha tenido un nivel de actividad importante, con algunos problemas de faltantes, lo que muestra un aumento en la demanda. Al no poder canalizarse por el lado de las divisas, las inversiones se volcaron hacia el lado de la construcción.

La actividad vinculada al sector hidrocarburífero, tuvo una caída drástica, salvo el mantenimiento de pozos. El resto está todo parado, aunque de apoco está empezando a moverse.

Edgardo Phiellipp, se mostró muy preocupado por el futuro económico de la región.

P: Pero, ¿de cuánto es la caída?

R: Yo creo que el nivel de actividad hoy es de entre el 0% y el 15%. No supera ese porcentaje. A eso se suman el resto de las actividades que dependen del sector, como el transporte. Sufrió una caída muy importante.

P: ¿Qué pasa con los otros rubros?

R: Tenemos el sector textil y de calzado con caídas superiores al 40%. Se observa esa situación en cuanto más te acercas a los elementos prescindibles en el corto plazo. Sujeto a la caída de recursos del sector público. El panorama es depresivo, no psicológicamente, sino de una depresión económica.

P: ¿Sólo las grandes cadenas de supermercados registraron aumentos?

R: En materia de ventas los supermercados superaron la pandemia. Tuvieron un crecimiento del 5%, pero también registraron una caída en los dos meses previos.

P: Hubo un fuerte impacto sobre el empleo, ¿qué sector fue el más afectado?

R: Hubo una gran pérdida del trabajo en  el sector hidrocarburífero, con muchos acuerdos de conciliación. Pero en el sector informal hubo una caída muy importante del empleo, en los trabajos temporales, con el problema de circulación. También cayó el trabajo formal. Cuando se habla de la pérdida de trabajo en 12 mil personas, si uno lo compara con el relevamiento de las contribuciones sociales, vemos que se reparten mitad y mitad: la mitad corresponde al empleo formal y la otra mitad refiere a la pérdida de empleo informal.

Hay mucha menos gente procurando buscar empleo. Si la tasa de inactividad es del 39%, hay un 6% que no busca trabajo. La sensación es que no hay trabajo donde buscar, que se relaciona a las dificultades del traslado en colectivos y las restricciones para la circulación. Hay una caída brutal de la demanda. La gente pierde su interés.

P: ¿ Esas fuentes laborales se perdieron por despidos o por acuerdos de desvinculación?

R: Despidos no hubo muchos, por lo que conocemos. Más bien fueron acuerdos de desvinculación, sobre todo en el sector de hidrocarburos. Después existe un número importante de renuncias, con acuerdos individuales.

P: ¿Es posible pensar en una nueva Fase 1 por el aumento de contagios y muertes por coronavirus?

R: Depende mucho de cada situación individual. Yo creo que la vuelta a Fase 1 generaría una catarata de cierres. Las empresas ya tuvieron mucha perdida de la actividad y de su capacidad financiera. En los niveles generales de las pymes, la capacidad de resistencia mucho menor. Desembocaría en el cierre de muchas empresas. En este aspecto hay un problema de la situación sanitaria y economía. Lo que sucede es que tenemos un panorama en salud realmente crítico, con terapias al 100% y el recurso humano agotado. Pero hay que tratar de que no se produzca una Fase 1 y buscar un equilibrio entre la economía y la situación sanitaria.

P: ¿Estamos en el pico de la crisis económica?

R: No estamos en el peor momento económico , pero vamos hacia ese camino. Una economía con el nivel de afectación que tenemos, es muy difícil que se recupere. Tenemos problemas de demanda, falta de crédito, problemas de inflación y de pobreza. Toda una serie de condicionamientos. 


Perfil del entrevistado


Contador Nacional, egresado en la Universidad Nacional del Sur.

Profesor universitario en Costos y Gestion Universidad Nacional del Comahue

Jurado en concursos docentes de la Universidad Nacional de Buenos Aires

Integró varios consejos profesionales de las ciencias económicas, asociaciones y federaciones de entidades comerciales. 

Actual vicepresidente de la Asociación del comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén (Acipan) y miembro de la Mesa Ejecutiva de la CAC.


Comentarios


Edgardo Phiellipp: “Una vuelta a Fase 1 generaría una catarata de cierres”