EE. UU. en alerta tras sufrir un nuevo atentado

Obama no habló de terrorismo, pero se lo trata como tal. Nadie se atribuyó el hecho.





AP

Estados Unidos volvió ayer a experimentar el terror en su territorio. Dos explosiones junto a la meta del maratón de Boston dejaron al menos tres muertos y más de 130 heridos, en un incidente que llevó a aumentar el nivel de alerta en todo el país y en el extranjero, mientras todavía se desconoce quién pudo haber sido el o los autores del ataque.

Dos bombas estallaron en calles congregadas cerca de la línea de meta de la tradicional carrera de Boston, desatando una aterradora escena de vidrios rotos, nubes de humo, pavimento manchado de sangre y extremidades desprendidas. La cadena CNN dijo que uno de los dos fallecidos es un niño de ocho años. Ocho hospitales reportaron que al menos 134 personas reciben atención médica. De ellas, al menos 15 de ellas en estado crítico.

Un funcionario de alto rango de inteligencia de Estados Unidos, que pidió anonimato, indicó que otros dos dispositivos explosivos fueron encontrados cerca de la meta del maratón, mientras una tercera explosión en la biblioteca JFK de la ciudad fue posteriormente confirmada como un incendio y desvinculada por la policía de este suceso.

Las autoridades no han hecho declaraciones sobre el motivo o quién habría perpetrado el ataque en uno de los maratones de mayor prestigio en el mundo. Tampoco ningún grupo nacional o extranjero ha asumido la responsabilidad de las explosiones.

En la Casa Blanca, el presidente Barack Obama prometió que los responsables “sentirán todo el peso de la ley’’. “Todavía no tenemos todas las respuestas (…) Todavía no sabemos quién lo hizo y por qué y no debemos adelantar conclusiones antes de contar con todos los datos”, subrayó Obama al condenar las explosiones. “Pero que nadie se equivoque: vamos a llegar hasta el fondo de esto y averiguaremos quién lo hizo y por qué”, dijo.

Las explosiones se registraron poco antes de las 15 (16 argentina), cuando los líderes del maratón ya habían cruzado hace tiempo la meta pero las calles seguían abarrotadas con participantes y público, lo que provocó el caos en el centro de la ciudad.

Los estallidos sucedieron casi de manera simultánea y unos 90 metros de distancia una de la otra, causando desprendimiento de extremidades de varias personas, derribando a los espectadores y al menos a un corredor, destrozando ventanas y generando nubes de humo sobre las calles.

Los videos emitidos en televisión y en las redes sociales muestran las explosiones en un lateral de la céntrica calle Boylston, detrás de la valla que separaba a los espectadores de los metros finales del recorrido de la popular carrera.

“He visto dos explosiones, la primera directamente detrás de la línea de meta. Oí un gran estallido y luego vi salir el humo”, dijo Chris Cassidy, periodista del diario “Boston Herald” y participante en el maratón.

“Vi a muchos heridos graves”, dijo otra testigo. Las fotos mostraron manchas de sangre en la acera. “Todo era un caos”, contó Chad Wells a CNN.

Tras los estallidos, las autoridades entraron en la ruta para sacar a los heridos, mientras que los rezagados en la carrera de 42 kilómetros fueron redirigidos lejos de la zona.

Competidores y voluntarios gritaban al alejarse del caos. Espectadores heridos eran llevados a una tienda médica que había sido establecida para lidiar con corredores agotados. “Hay personas muy ensangrentadas’’, dijo Laura McLean, una corredora de Toronto que estaba en la tienda médica recibiendo atención por deshidratación cuando fue desalojada para dar cabida a las víctimas de las explosiones.

La falta de mención de la palabra “terrorismo” en el discurso de Obama había llamado la atención. Sin embargo, poco después una fuente de la Casa Blanca aseguró que el caso está siendo tratado como tal. “Cualquier evento con múltiples artefactos explosivos, como parece ser esto, es claramente un acto de terrorismo y será afrontado como tal”, dijo la fuente en un comunicado .

De confirmarse que se trata efectivamente de un acto terrorista, podría ser el primer ataque mortal de este tipo en Estados Unidos desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. El gobierno reforzó de inmediato las medidas de seguridad.

terror en boston

Boston: dos muertos por explosiones en maratón


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
EE. UU. en alerta tras sufrir un nuevo atentado