Efecto PASO: Weretilneck rechazó la instalación de la central nuclear

En un mensaje oficial explicó que el no a la construcción es “indeclinable”. Envió una nota de tres páginas a Nación, pidiendo se descarte a la provincia.





El gobierno provincial ratifica su desprendimiento de la planta nuclear, promoviendo para el viernes que la Legislatura descarte su instalación en Río Negro, mientras la Nación crítica el desapego del gobernador Alberto Weretilneck al compromiso asumido, que incluyo la invitación del presidente Mauricio Macri a la gira por China por los acuerdos.

Anoche, Labor Parlamentaria confirmó la sesión legislativa para el próximo viernes, previendo que el proyecto ingrese hoy a la Legislatura. Mañana, a las 19, Plenario de Comisiones.

Mientras tanto, Weretilneck resaltó ayer que “no hay nada firmado” por Río Negro y argumentó su negativa en el alto porcentaje de rionegrinos contrarios a su instalación. A diferencia de iniciales ponderaciones, el mandatario aludió que ese voto contrario en la elección “fue muy importante” y lo ejemplificó que “cinco de los siete candidatos estaban en contra -uno lo expresaba en su boleta- y ellos lograron el 65% de los votos”.

Nación rezonga por la actitud gubernamental y la puesta a disposición de la provincia para desistir finalmente del proyecto. Machacan que ese compromiso derivó en estudios, consultorías, viajes y contratos que sumaron “montos de siete cifras”.

Más información: En Sierra Grande, marcharán por el “Sí a la central nuclear”

En ese sentido, el referente nacional en Río Negro, Juan Martín circunscribió las críticas de Nación a la pérdida de “confianza y expectativa” hacia la administración rionegrina, pues Weretilneck “da su palabra, se compromete, pone la provincia a disposición, y ahora borra con el codo lo que escribió con la mano”.

Durante el fin de semana, desde el oficialismo -Alejandro Palmieri y Matias Rulli- se replicaron los dichos del diputado Sergio Wisky que el rechazo tendría “consecuencia en la relación con Nación”. Aquella dirigencia oficial alertó de los riesgos para Río Negro por la negativa y potenciaron el contraste rionegrino con el gobierno de Macri, focalizando en la tan buscada diferenciación electoral.

En el diálogo con LU 19, Weretilneck también fue en ese sentido. “La amenaza (de Wisky) fue clara” pero “hay que esperar la realidad. Espero que no” ocurra. Recordó lo sucedido con “el gobierno de Cristina Fernández que por defender a los productores frutícolas no ingrese por cinco o seis meses a la Casa Rosada”.

Más información: Efecto PASO: Weretilneck rechazó la instalación de la central nuclear

Martin insistió que “las consecuencias” están referidas “a la pérdida de confianza y expectativas, muy importante para nosotros. El gobierno nacional sabe del valor de las instituciones. Estamos muy lejos de los aprietes. Además, Palmieri y Rulli -agregó- no tienen altura moral para criticar a Wisky”.

El malestar no se oculta en Casa Rosada. “Hay mucho enojo, especialmente por su contradicción”, explican. Las áreas técnicas resaltan que los compromisos previos derivaron en múltiples estudios con sus costos millonarios.

Posiblemente, Weretilneck ya escuchó esa queja en ocasión de su reunión -el pasado martes- con el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano cuando le adelantó su negativa al proyecto. Por eso, ayer, el mandatario remarcó que pensó oportuna esta decisión ahora “para evitar más gastos” porque “no hay tierras compradas, ni estudios avanzados”.


El gobernador Alberto Weretilneck comunicó ayer al gobierno nacional de su “postura indeclinable” de no autorizar la instalación de la central nuclear en Río Negro.

Anoche, en un mensaje, explicó que “ha entendido y ha aceptado” que la mayoría de los rionegrinos no quieren esa planta, según se lo hicieron saber por “distintas y variadas maneras. Siempre he dicho –afirmó– que se haría si existía aceptación social y, evidentemente, no la ha habido”.

Se difundió también la nota enviada al ministro de Energía, Juan José Aranguren, de tres páginas, que informa de la posición “indeclinable” para que se “descarte” a Río Negro porque el “proyecto careció de licencia social”.

Así, el mandatario cierra este capítulo de la planta, iniciado hace un poco más de tres meses y en su marcha cayó en el proceso electoral. El oficialismo, que enseguida se sumó al propósito nacional, no pudo apartarlo y su resistencia se transformó en porción del rechazo en las Primarias de agosto, cuya magnitud todavía se desconoce.

Esta historia nuclear asomó a mediados de mayo cuando Weretilneck se sumó a la gira por China del presidente Mauricio Macri. Todo se confirmó con la firma de los convenios y luego, las conocidas charlas y visitas gubernamentales, incluyendo el anuncio del subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, localizándola en la “costa rionegrina”. Se sucedieron las asambleas y expresiones ambientalistas, logrando su principal resistencia en Viedma y en especial, en julio, con la llegada de una comitiva técnica de chinos.

Allí, la primera reacción del gobierno provincial, que excluyó al municipio de la Capital de la localización y la supeditó a la comunidad que la aceptara en su región. Se hizo fuerte la opción de Sierra Grande, pues su intendente Nelson Iribarren ya había liderado su requerimiento.

Central nuclear

La crisis para su sostenimiento llegó con el revés electoral y en especial, la frustración en Viedma, con un cuarto lugar. Desde un principio, el vicegobernador Pedro Pesatti lideró la ofensiva para que Weretilneck hiciera público el rechazo a la quinta central nuclear en Argentina, que se preveía en la costa de Río Negro. Nunca se supo –efectivamente– cuál era la zona propuesta por los técnicos y científicos.

El miércoles, la negativa rionegrina quedó sellada cuando Weretilneck detectó que la mayoría de sus legisladores marchaban en esa dirección. Aceptó ese camino aunque no cree que ese proyecto originó un porcentaje alto de la sangría electoral. Ayer, el primer anuncio se conoció a las 18 con un Twitter.

Luego, a las 21, en un mensaje, Weretilneck informó de la comunicación a Nación.

El dato

Cronología de la planta nuclear

Datos

8.000
millones de dólares fue la cifra que se anunció en su momento que se invertiría en la central a construirse desde el 2020.
20 de agosto: analizan el rechazo tras elecciones del 13 del mismo mes.
10 de agosto: 2.000 personas se movilizan en Viedma contra la planta.
25 julio: llega la delegación china a recorrer la costa de Río Negro.
11 de mayo: Weretilneck viaja con Macri a China. Anuncia la planta.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Río Negro descarta la Central Nuclear y Nación no oculta su enojo