El aumento de casos de covid-19 jaquea al hospital Zatti

Entre seis y nueve personas quedan internadas cada día en Viedma. El director dice que no hay colapso.

La capital rionegrina tiene más de 600 casos activos, unos 1.200 acumulados y medio centenar de fallecidos por coronavirus. (Foto: Marcelo Ochoa)

La capital rionegrina tiene más de 600 casos activos, unos 1.200 acumulados y medio centenar de fallecidos por coronavirus. (Foto: Marcelo Ochoa)

Momentos de tensión y cruces públicos resultan notorios en el seno del hospital Zatti con motivo del aumento de casos de coronavirus en Viedma y alrededores. Dentro de ese debate, cada sector pinta una realidad distinta acerca de la posibilidad de contener o no a los enfermos.

El punto en discusión parte de un dato: el nosocomio capitalino posee ocho camas en la Unidad de Terapia intensiva y ese número debería ampliarse a 14 unidades más, al calor de los anuncios oficiales.

La ciudad cuenta con más de 600 casos activos, se acerca a los 1.200 contagios y pasa el medio centenar de fallecidos.

Pero el dato preocupante es que el sistema sanitario está en una situación compleja, ya que hubo entre seis y nueve internaciones diarias producto del coronavirus. Las edades varían entre 40 y 60 años y son internados porque necesitan oxígeno.

La coordinadora del Plan de Contingencia del Hospital Zonal, Liliana Fedorco, advirtió que se viven “momentos difíciles” y que la sala de progresivos ya tiene 32 pacientes y “estamos teniendo entre seis y nueve internaciones en el día”. Además, hay seis médicos que dieron positivo de coronavirus.

El director, José Rovasio, buscó llevar calma respecto de la situación de crisis, y ante una consulta de RÍO NEGRO negó que el nosocomio estuviera al borde del colapso respecto de la cantidad de camas.

Precisó que se hizo toda la instalación para que seis camas más de las salas comunes de internación tengan las condiciones listas para que se pueda instalar un respirador. “Tengo los respiradores y tengo todo”, enfatizó.

Rovasio prosiguió señalando que de esas tres salas, con seis camas, una ya está funcionando con respiradores y pacientes internados ahí, y en las otras dos hay pacientes que tienen colocado un casco especial para oxigenación con máscaras de alto flujo y se trata de personas que están a un paso de ingresar a un respirador.

“Si es necesario –aclaró el director- que tengan respirador, lo único que hay que hacer es conectarle el respirador porque el paciente está en el lugar, y todo lo necesario está ahí. Entonces, si consideramos que un paciente de terapia intensiva es porque está conectado a un respirador, en estos momentos tenemos 10 enfermos”.

Agregó que estos espacios están ocupados por internados que tienen una gravedad que hace que en cualquier momento necesiten de un respirador. Al respecto, dijo que este equipamiento “se colocará cuando haga falta”.

Rovasio insistió en que el respirador se utilizará “cuando haga falta” y todo lo necesario está a disposición, pero “eso lo vamos a decidir los médicos que los tratamos”.

Es una cosa dinámica y no es que hay 14 camas, vacías y paradas, esperando que alguien las ocupe.

José Rovasio, director del hospital Zatti

En su opinión, las camas “las iremos habilitando en la medida que nosotros veamos que hace falta, porque por ahora se están usando con pacientes que no están conectados a un respirador”.

El director rechazó versiones sobre que “la gente cree hay que 14 camas vacías esperando que lleguen pacientes que nosotros los vamos a poner” tras lo cual desmintió esa situación afirmando que “se van transformando en camas de terapia intensiva en la medida que se vayan necesitando”.

Sobre la versión de que se está al borde del colapso, el director planteó: “Que lo aclare el que lo dice”.

En ese sentido, a su criterio, el Zatti “no está al borde del colapso”, y en su opinión “colapsará el día que tenga que poner pacientes en la calle porque no tiene dónde internar, aunque está muy lejos de que ocurra”. También negó “barbaridades” como que existen pacientes con oxígeno en los pasillos del hospital o que estemos eligiendo enfermos.

“Tenemos camas para internar a cualquier paciente, sea de terapia intensiva o de sala común” con lo cual “no tengo comprometida la capacidad de respuesta”, enfatizó.

Sin embargo, el director admitió que como se necesitaban una decena de camas de Maternidad se tuvo que derivar al sanatorio Austral el área de Tocoginecología. También irá Traumatología para evitar contagios de covid-19 ya que el próximo paso será su traslado a un área limpia.

“Esto estaba previsto en marzo en el Plan de Contingencia que tiene el Ministerio de Salud, y si se llegaba la fase roja –las más grave- el hospital se transformaba en un hospital de covid”, concluyó.


La importancia de los recursos humanos


La presidenta de la Asociación de Técnicos y Profesionales, Andrea Prieto, explicó a este medio que “el desborde pasa porque tenemos un montón de camas ocupadas, la terapia intensiva completa y más de 30 pacientes internados en la sala, que es completa, y se planteó el uso de Maternidad, pero también necesitamos recursos humanos”.

A su entender “una cama sola no es suficiente, también se necesitan los recursos humanos, y así como el personal de salud (pública) se está infectando, hay recarga entre los profesionales. Muchos necesitamos del ‘pluritrabajo’ y no podemos dejar el privado”.

Puso énfasis que “esto está pasando todos los días” y “es real que tenemos muchos pacientes, y (además) la terapia intensiva de la clínica Viedma está completa” por lo tanto “no tenemos (en Viedma) tanto resto como para decir que quedan camas” disponibles.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El aumento de casos de covid-19 jaquea al hospital Zatti