El automovilismo argentino está muy complicado

El titular del JP Carrera, que participa en el TC, reconoció que puede cerrar su taller.



El automovilismo argentino, en todas sus categorías, atraviesa una severa crisis por la inactividad relacionada a la pandemia de Coronavirus, por lo que el propietario y director del equipo JP Carrera de Turismo Carretera (TC), Gustavo Lema, no descarta "cerrar el taller" en junio si no se reanuda la competencia, situación que tiene"muy intranquilo" al jefe de la escudería Toyota Gazzo Racing del Súper TC 2000, Darío Ramonda.

En las dos categorías más importantes de la actividad motor nacional el momento que atraviesan es crítico por la falta de ingresos que trae aparejada la suspensión de la temporada.

Al momento de decretarse la cuarentena, el TC llevaba disputadasdos fechas del certamen en Viedma y Centenario. El Súper TC 2000 estaba a días de iniciar la campaña en San Juan.

Lema confesó "mucha preocupación" por el presente de JP Carrera que tiene bajo su mismo techo a Guillermo Ortelli, José M. Urcera, ambos con Chevrolet, y a Valentín Aguirre, con Dodge. "Podemos aguantar hasta fines de este mes", advierte.

"Tengo 25 personas que trabajan en el equipo y debo pagar los sueldos y las cargas sociales. Debido al parate no entra dinero de los sponsors y se hace muy pesado sobrellevar todo esto", comenta Lema antes de admitir que junio puede ser un mes decisivo para el futuro del JP Carrera.

En la emergencia, como un paliativo por la ausencia de actividad, Lema compra "máscaras y termómetros digitales" para revender, pero eso sólo "no alcanza para mantener al equipo", que cuenta con tres camiones semiremolques para trasladar los autos de TC Y TC Pista.


Comentarios


El automovilismo argentino está muy complicado