El Bicentenario, la avenida de la actividad física

El paseo roquense es el preferido de una cantidad de deportistas que se acercan a diario. Hay aparatos para hacer ejercicios.





#

En el paseo la temperatura es inferior, ya que se encuentra en un sector con más vegetación. Cuando cae la tarde, es el lugar elegido por muchos roquenses para poner el cuerpo en movimiento. (Fotos: Hebe Rajneri)

A correr en Roca

ROCA (AR).- Inaugurado en diciembre de 2010, el Paseo del Bicentenario se convirtió rápidamente en uno de los lugares predilectos para los amantes del ejercicio y la actividad física de Roca.

2 kilómetros es la extensión del paseo ubicado en la calle Viterbori.

Es la pintoresca calle principal de acceso a una igualmente pintoresca zona de barrios coquetos y loteos muy recientes, y una de las más interesantes vías de acceso al río. Hoy flanqueada por lindas fachadas y arboledas bien cuidadas, la calle Viterbori se ensanchó para contar con cuatro carriles, adornados en el centro por un sector parquizado e iluminado, con un pequeño “canalito” que lo atraviesa y lo divide en perfecta simetría. Hay además siete puentes en el paseo, que permiten la circulación entre cada uno de los sectores de la calle.

Ayelén es profesora de educación física y suele llevar a un grupo de alumnas a entrenar en el paseo. Explicó que lo elige para sus clases porque “es retranquilo y las personas que vienen acá por lo general vienen a hacer actividad física”.

Grupos de personas al atardecer van a hacer sus sesiones diarias de caminata, trote, pedaleada, rolleada y gimnasia.

El paseo cuenta con varias zonas con bancos y aparatos para ejercitar el cuerpo, uno de los elementos que lo han convertido en una suerte de “paseo saludable” para los roquenses.

Angélica y Jorge son de Paso Córdoba y visitan cada tanto el paseo para caminar un poco o disfrutar de una tarde tranquila con sus dos hijos. “Hoy paramos porque el nene se quería meter al agua y de paso nos quedamos un ratito”, contó Jorge entre sonrisas.

Durante todo el año siente los pasos de los cientos de vecinos que a diario lo recorren, pero es en los días de la primavera y el verano cuando la actividad explota. Y esto se ve incluso reflejado en el estacionamiento, abarrotado de autos. Los calores sofocantes de estas últimas semanas retrasan el arribo de vecinos hasta las horas del atardecer, pero el flujo siempre se mantiene.

Apenas comienza a mostrar el sol un poco de flojera, empiezan a verse grupos de personas que van a hacer sus sesiones diarias de caminatas, trotes, pedaleadas, rolleadas y gimnasia. Las zapatillas deportivas, las calzas y las remeras de vivos colores convierten el verde y el gris en una pintura expresionista. También se pueden ver grupitos sentados en el pasto, disfrutando de unos mates de tarde, y alguno que otro chapuzón en el pequeño canal.

Datos

2 kilómetros es la extensión del paseo ubicado en la calle Viterbori.
Grupos de personas al atardecer van a hacer sus sesiones diarias de caminata, trote, pedaleada, rolleada y gimnasia.

Comentarios


El Bicentenario, la avenida de la actividad física