El Bolsón se entusiasma con un 65% de ocupación

La localidad se consolida como destino invernal. Según un relevamiento del municipio, una familia necesita 90 mil pesos por 4 días, entre alojamiento, dos comidas, el pase al cerro y alguna actividad.

Entre las reservas y las consultas, las autoridades de El Bolsón estiman que alcanzarán un nivel de ocupación del 60 al 65% en esta temporada invernal. El pronóstico se basa en un relevamiento entre los prestadores turísticos privados.

El secretario de Turismo, Bruno Hellriegel, reconoció, optimista, que registran mucho movimiento para las próximas dos semanas. “Las vacaciones de invierno de la costa de Chubut y Buenos Aires, nuestros principales emisores de turismo, comenzaron este lunes. Por eso, las consultas se están generando por estos días”, mencionó.

El destino tiene una oferta de 4.700 camas. El relevamiento que lleva adelante el municipio de El Bolsón muestra “dos caras de una misma moneda”. Por un lado, establecimientos con un alto nivel de reservas y ya sin disponibilidad para el mes de julio; por otra parte, solo consultas.

La previsión de una ocupación que supere el 60% genera euforia en la localidad ubicada a 90 kilómetros de Bariloche ya que poco a poco se consolida como destino invernal. “Tiene que ver con que El Bolsón es un destino no prohibitivo para una familia. Se puede vacacionar y hacer actividades a precios muy accesibles. Es muy competitivo en relación a otros destinos de invierno”, sintetizó Hellriegel.

Desde el municipio entienden que las campanas de promoción turística que lo destacan como un destino accesible dieron excelentes resultados.

Según un informe estadístico basado en un promedio de pernocte de cuatro noches, vacacionar en El Bolsón demandaría 90.000 pesos a una familia. Este valor incluye alojamiento, dos comidas, pases al cerro y “alguna actividad extra, como la visita al laberinto o al Museo de piedras patagónicas de El Bolsón”.

El bosque tallado cubierto de nieve es otras de las grandes atracciones. Foto: gentileza

Hellriegel destacó que más allá del cerro Perito Moreno, el bosque tallado resulta un gran atractivo natural en invierno. “Es un museo a cielo abierto de las esculturas de madera rodeadas de nieve. Otra opción es el circuito turístico de Mallín Ahogado, la alternativa de hacer canopy en el bosque en invierno y lo que es bienestar y terapias complementarias a la salud, muy buscadas en esta época post Covid”, resaltó.

En esta época, El Bolsón recibe muchos visitantes de Neuquén, Chubut, Capital Federal, Buenos Aires y la provincia de Río Negro. Las autoridades municipales saben que muchos turistas reservarán a último momento.

“Esa situación la vimos en el verano y se repite hoy por hoy. La gente resuelve 24 o 48 horas antes del viaje. Ya tiene medio previsto el viaje y lo terminan de resolver a último momento por las dudas de que se vayan a enfermar o para estudiar los protocolos sanitarios del destino”, expresó el funcionario municipal.

El camino Nogales, en El Bolsón. Foto: gentileza

Dijo que, al no contar con un aeropuerto, la mayor afluencia de público llega en auto. “Ese segmento de gente que llega al aeropuerto de Bariloche y alquila un auto para venir crece pero a un nivel muy bajo. Se está empezando a desarrollar de a poco”, dijo. Y admitió que una falencia es la falta de transfers entre Bariloche y El Bolsón aunque “se intenta incentivar al sector privado”.

El Bolsón exhibe optimista la baja de la curva de contagios Covid-19, con poco más de 30 casos activos. Desde la localidad, resaltan que “hay mucha gente vacunada”.


Comentarios


El Bolsón se entusiasma con un 65% de ocupación