El Bolsón tuvo la mejor temporada de toda la cordillera

La ciudad adquirió un perfil ideal para los que buscaban tranquilidad, espacio y aire libre. Una mínima parte de los prestadores no abrió. Las cabañas, donde el distanciamiento es mayor, fueron las más elegidas.

Aire libre, naturaleza e increíbles paisajes encontraron los turistas en este verano en El Bolsón. Gentileza

Aire libre, naturaleza e increíbles paisajes encontraron los turistas en este verano en El Bolsón. Gentileza

Los prestadores de servicios turísticos de El Bolsón cruzaban los dedos por noviembre pasado, porque había poco viento a favor para el turismo en ese momento a raíz de la pandemia, causada por el nuevo coronavirus. Todo se veía cuesta arriba.

“Se esperaba una temporada como la de la época del hantavirus, es decir: nula”, recordó ayer Mariano Sebrie, que tiene junto a Nadie Fernández el Patio Cervecero. No eran los únicos que tenían esos temores. “Todos pensamos que no se iba a trabajar porque la gente decía que todo estaba tan mal con la pandemia, los precios, pero superó las expectativas de todos”, admitió Roxana Benítez, de Cabañas Tunquelén.

“Pensábamos que nadie se iba a atrever a viajar y en el Bolsón hubo casi 100% de ocupación”, valoró Bárbara Barros, de Cabañas Titos del Faldeo.

Los datos oficiales confirman que El Bolsón este verano fue uno de los destinos con mayor movimiento turístico en la región cordillerana.

La voz oficial


“Inigualable”. Así calificó la temporada de verano el secretario de Turismo de la Municipalidad de el Bolsón, Bruno Helrriegel. “La definimos como una temporada completamente exitosa que superó ampliamente nuestras expectativas”, aseguró.

Agradeció el apoyo de los prestadores turísticos, al COE de la localidad y la Municipalidad, que trabajaron en conjunto para sacar adelante una temporada que no era fácil en los papeles.

“Tuvimos todo enero con más del 90% de ocupación” hotelera, destacó Helrriegel.

Las cabañas fueron las más elegidas por los turistas en El Bolsón. . Foto: archivo

Dijo que El Bolsón tenía lo que el turista buscaba tras 9 o 10 meses de hacinamiento. “Contacto con la naturaleza, lugares amplios y la ventaja de llegar a un lugar que tenía protocolos sanitarios”, sostuvo. Aseveró que los visitantes disfrutaron del lema de la localidad. “Estar en El Bolsón es estar bien”.

El 95% abrió


El secretario de Turismo mencionó que de los 400 prestadores habilitados, “el 5% tomó la decisión de no abrir por el contexto sanitario”. Es que en El Bolsón los casos positivos de covid-19 crecieron de manera exponencial durante la temporada. De hecho, hoy es la segunda ciudad con más casos activos en la provincia, detrás de Bariloche que ocupa lejos el primer puesto desde hace varios meses.

Helrriegel sostuvo que el fin de semana largo de Carnaval la ocupación llegó al 100%. “Tuvimos que derivar turistas a Lago Puelo, El Hoyo y hasta El Maitén”, manifestó.

Dijo que la temporada alta de verano cambió el ánimo de los prestadores. “Hoy, el clima es de felicidad”, destacó. “Pero trabajamos mucho para revertir todos los efectos adversos de la pandemia”, enfatizó.

Agradeció el apoyo que tuvieron del gobierno provincial y de Nación para alcanzar las metas que se habían propuesto. Comentó que el próximo desafío es Semana Santa y la temporada de invierno “que es una joya que la gente tiene que descubrir”.

Recordó que el año pasado hubo momentos difíciles. “Sobre todo, cuando cuatro o cinco prestadores cerraron lo que eran sus proyectos de vida y tuvieron que tomar otros rumbos por la pandemia”, recordó. “Pero siempre nos pusimos a trabajar con la mirada en encontrar una solución”, aseguró.

Opinó que fue clave la promoción de la localidad “con la seguridad y certeza de que teníamos lo que buscaba el turista”.

Con respecto a temporadas estivales anteriores, Helrriegel dijo que la del año pasado marcó un récord histórico para El Bolsón. “Todo el verano, la ocupación estuvo arriba del 96%”, aseveró.

Dijo que este verano en el contexto por la pandemia, los resultados alcanzados son “arrolladores”. Sostuvo que febrero finalizará con un promedio de ocupación del 86%.

Otras miradas

“El balance es excelente”, afirmaron Sebrie y Fernández. Recordaron que este verano por los protocolos sanitarios tuvieron que trabajar con un 30% menos de la capacidad del local.

Sebrie dijo que hubo “mucha gente que no conocía El Bolsón o que nunca había estado en la Patagonia. Posiblemente eran personas que antes viajaban al exterior”.

Afirmó que en un alto porcentaje, los clientes cumplieron con los protocolos. Pero siempre hay excepciones.

Contó que tuvieron empleados contagiados de covid-19. También, personal que tuvo que aislarse porque era contacto estrecho de un caso positivo. Por eso, explicó que no fue una temporada fácil, porque no es sencillo reemplazar personal. “Fueron situaciones que hubo que ir superando”, puntualizó.

Sebrie y Fernández dijeron que la restricción horaria no los complicó mucho, porque abren al mediodía y trabajan hasta las 2 de la madrugada, cuando todo debe cerrar. Pero complicó a los dueños de otros locales que trabajaron siempre durante la madrugada.

Barros afirmó que El Bolsón hace varios años que está consolidado como un destino de verano. Dijo que el programa Previaje de Nación ayudó.

Evaluó que falta “extender la temporada a otros meses”. Ocurre que la estacionalidad es muy marcada y la baja se siente demasiado en la economía local. “Esperamos que mucha gente que no tuvo vacaciones venga en los próximos meses”, planteó Barros.

“La gente que vino cumplió. Acataron las medidas y lo que uno le pidió”, aclaró. “Lo que querían era salir de sus casas para compartir con sus familias. En nuestro caso no tuvimos problemas”, destacó.

Benítez opinó que no hubo mucho acatamiento a los protocolos. “Las plazas estaban llenas, mucha gente sin barbijos. Tengo amigos que fueron al Cajón del Azul y no se pudieron quedar a dormir porque estaba lleno y todos sin barbijos o durmiendo juntos”, observó.

De todos modos, en cuanto al movimiento turístico afirmó que en cabañas la ocupación fue del 100%.


El perfil de los visitantes


El 27,73% de los turistas que estuvieron esta temporada estival en El Bolsón arribaron procedentes de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, el 20,6 llegaron desde Chubut, el 17,28% desde otras ciudades de Río Negro y el 13,9% de la provincia de Neuquén. Así lo indican los datos que surgieron de las encuestas que personal de la oficina de Informes Turísticos hizo a los visitantes.

El promedio de la estadía alcanzó de entre 4 a 7 noches.

•El 59,8% de los turistas eligieron esta temporada alojarse en cabañas, casas y departamentos de alquiler turístico.

•El 23,95% optó por los campings.

•El 3,9% se hospedó en hostels que debieron adecuar sus instalaciones para cumplir los protocolos de salud.

•Un 2% de los turistas pernoctó en hoteles, hospedajes y hosterías respectivamente, aunque desde la Secretaría de Turismo aclararon que la cantidad de plazas ofrecidas en ese segmento es mucho menor a los otros porque en la ciudad no abundan.

De las encuestas se constató que el 61% del total de los turistas fueron grupos familiares, el 20% parejas, el 16% grupos de amigos y solo el 2% llegó solo hasta El Bolsón.

El 87,9% de los turistas llegó en autos, mientras que el 9,17 lo hizo en buses o colectivos y el 2,93% en autos alquilados.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El Bolsón tuvo la mejor temporada de toda la cordillera