Lugares Yo Como

El boom gastronómico que hoy vive Bariloche: hablan algunos de sus protagonistas

La última edición de "Bariloche a la Carta" reafirma a esta ciudad como un destino gastronómico y turístico de excelencia a nivel nacional e internacional.

Bariloche se afianza hoy aún más como polo y destino gastronómico de excelencia a nivel nacional e internacional.

Así lo ratificó la edición de verano de “Bariloche a la Carta” (BALC), un exitoso evento que convocó a miles de turistas días atrás. Con un amplio poder de readaptarse a la situación de Covid y cumpliendo con todos los protocolos sanitarios se pudieron exhibir y compartir los mejores productos y platos rionegrinos.


La respuesta del público desbordó las expectativas iniciales de los organizadores. El cumplimiento de los protocolos fue acatado masivamente.

“Bariloche fue una fiesta y logró que la gastronomía brillara como nunca, posicionándose así como el plato fuerte del turismo regional”, coincidieron en afirmar los principales protagonistas de BALC, quienes siguen entusiasmados con la aceptación masiva que tuvo la feria. Feria que necesitó para concretarse de la alianza del sector privado con el público. Es así entonces que convergieron en este trabajo el equipo fundador de esta movida, liderado por Lucio Bellora; la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Bariloche, con Claudio Roccatagliata a la cabeza, más los gobiernos local y provincial.


Los food trucks en el Centro Cívico ofrecieron variedad de oferta gourmet. En este caso es el puesto de venta de Juan Solorza, quien viajó desde Catriel con su "Lupulus". Su colega Izaguirre también fue de la partida.

¿Cuál fue el concepto de BALC ? Poderlo disfrutar desde cualquier parte de la ciudad, más el servicio de delivery y take away, acercando así una cocina sofisticada, fresca y novedosa, hecha con los mejores productos rionegrinos.

“Bariloche necesitaba un evento como este para recuperarse de la pandemia”, comentó Bellora a este diario. “Este no fue el evento más complejo que nos haya tocado organizar hasta ahora pero sí fue el más difícil. Arriesgamos con una gran apuesta y todo salió exitoso”, apunta. “De este modo Bariloche se reposiciona como gran destino gastronómico consecuencia, también, de la gran evolución de sus protagonistas. Además de la tendencia, claro está, de la resignificación y valoración que hoy se hace de los productos regionales. En este sentido, nosotros -Bariloche, la Patagonia- todavía seguimos teniendo mucho para ganar”. Bellora resalta: “nos juega a favor también la versatilidad rionegrina de poseer mar, valles y cordillera. Y esto en el BALC quedó más que claro”.

Roccatagliata extiende aún más la apreciación de Bellora y dice que “nuestra ciudad se reafirma como protagonista gastronómica tanto a nivel nacional sino también internacional. Nuestros vecinos como los chilenos y brasileños más los que vienen de otras partes del mundo valoran nuestra cocina por su nivel y jerarquía. Es que acá hay mucho intercambio valioso entre los chefs: muchos de afuera vienen a ejercer su oficio acá y muchos de los nuestros andan por el mundo aprendiendo y vuelven para volcar sus experiencias. Esto enriquece de modo sideral la gastronomía local”.

Recalca que también el residente es muy consumidor durante todo el año de la oferta foodie local. Además “contamos con su gran segmento joven que cada vez es más consumidor sofisticado, informado y exigente. Esto también incide en elevar la vara de la calidad del servicio”.


El programa Punto Río Negro es vital para la presencia de productores de toda la provincia en eventos como BALC.

Matías Piermarini es referente de Enogastronomia del ministerio de Turismo y Deporte de Río Negro. Y coordinador de Punto Río Negro en Bariloche a la Carta. “Bariloche es el principal destino turístico de la provincia, con aeropuerto internacional y una variada oferta de servicios, con alojamientos en todas sus categorías, innumerables atractivos y una gran variada oferta gastronomica, lo hace un destino que lo tiene todo y que se posiciona como principal polo gastronómico nacional e internacional”.

Incide en esto “su variada oferta de productos alimenticios y materias primas y la visión de los cocineros más jóvenes que buscan innovar”.


Alta calidad de los alimentos, una de las claves de la globa donde los emprendedores rionegrinos vendían sus productos.

“Bariloche a la Carta nace como impulsor de esta nueva gastronomía que busca relacionar productos y productores de toda la provincia con los principales chefs de los principales restaurantes de la ciudad", afirma este funcionario que desde hace más de tres meses sumó a este evento a su trabajo diario.

"Días atrás, en su séptima edición BALC marca el horizonte de hacia dónde va y tiene que ir nuestra gastronomía, mostrando la idiosincrasia de nuestros pueblos en cada plato y a través de los insumos que se utilizan. Hoy Bariloche tiene la posibilidad de contar con pescados y mariscos de nuestro golfo y a dos días de sacados del mar por ejemplo... Y a través de Punto Río Negro, un programa del Estado rionegrino, va a encontrar todos los productos alimenticios y bebidas de la provincia en un solo lugar y todo el año. Hoy vemos más seguido nuestros pescados de agua dulce y salada, corderos, cerdos, frutas y frutos de todo tipo incluídos en los menúes más gourmets, acompañados por nuestros excelentes vinos, espumantes y sidras, que complementan la oferta. Ese es el rumbo a seguir”.

El programa Punto Río Negro también fue muy bien valorosado por Roccatagliata. Y por Juan Carlos Izaguirre, chef de Arelauquen Lodge, quien jugó a fondo, como todos sus colegas, en este BALC edición de verano. “Buenos Aires y Bariloche hoy están en un punto muy alto en la gastronomía latinoamericana. Nuestra ciudad tomó aún más conciencia de la relevancia del producto rionegrino. Y lo hemos potenciado tanto que BALC es hoy el segundo festival gastronómico más importante del país después de MASTICAR”.

Y “desde hace años Bariloche viene consiguiente medallas de plata y oro en los principales torneos de chef a nivel federal. Federico Domínguez Fontán trajo un tenedor de oro, un ejemplo entre tantos... Muchos de mis colegas tomaron trascendencia nacional por el trabajo que hicieron acá en la ciudad. Sea en la cocina de El Casco, del Llao Llao o de los demás restaurantes que tenemos”.

“Creo que la masividad que ahora estamos encontrando a nuestra cocina es un buen corolario a tanta historia y trabajo que se ha venido haciendo y el faro a seguir profundizando. Este es un gran momento de disfrute y expectativa”, concluye por su parte Izaguirre, quien también trabajó en dupla con Juan Solorza, chef de Catriel, que tuvo su cena especial en Arelauquen Lodge, donde deslumbró con sus creaciones. Para ello usó toda materia prima de su pueblo de origen.

Hay un cocinero, en todo esto, que es neuquino pero que por su sentido de identidad patagónico es invitado a BALC desde su segunda edición. Me refiero a Pablo Buzzo, el chef de San Martín de los Andes con actuación nacional y referente imprescindible de nuestra cocina cordillerana. Vale mencionar que otro neuquino destacado como Ezequiel González también fue parte de la movida, quien cocinó junto al chef ejecutivo de Villa Huinid Resort&Spa, Alejandro Clausen.

“Conozco bien desde adentro este evento, en el que colaboro desde siempre. En esta edición de verano, primera vez concretado en alta temporada en situación de Covid, es increíble el nivel de los cocineros de Bariloche y Río Negro en general. Los veo unidos, que hay camaradería, que no hay egos sino trabajo en equipo. Es maravilloso todo esto que redunda, obviamente, en potenciar a Bariloche como destino nacional e internacional desde lo turístico. Por ello, en este sentido, el protagonismo que tiene la Cámara de Hoteleros, con Roccatagliata a la cabeza, es decisivo. Sin los hoteleros no podría haberse hecho; sin la presencia de Provincia y municipio tampoco.... Sin el talento y el trabajo de Lucio Bellora tampo, claro está... Lo que se vivió en BALC es producto de un gran equipo”, enfatiza con entusiasmo.

Por último, Buzzo subraya que hay mucha oferta nueva, como la del restaurante Ánima, que se ha sumada a la ya clásica como la del Boliche de Alberto o La Fonda del Tío, donde se come perfecto y no se puede dejar de ir. “Con la suma de eslabones, con las alianzas que ya están en marcha, Bariloche está pisando más fuerte que nunca”, cierra el prestigioso chef que participó en esta edición de verano cocinando con la “China” Müller, en “Cassis”, frente al lago Gutiérrez.

Mauro Varela, por su parte, bartender de tragos y cócteles sin alcohol, estuvo presente los cuatro días de BALC. Es uno de los tantos profesionales que ha hecho de la coctelería un atractivo de excelencia. “Este año empezamos a participar con alguna incertidumbre, que duró horas apenas porque gracias al público que se animó a disfrutar todo respetando los protocolos, todo fue una fiesta. Superamos todas las expectativas al lograr mostrar nuestro trabajo. Creo que la Edición Verano debería quedarse de ahora en más y que así Bariloche a la Carta tenga dos fechas anuales. Estoy convencido de que estas propuestas son tan importantes para expositores como para el público en general. Conocer mucha gente y propuestas en un mismo lugar es una forma más de comunicarnos”, expresó a “Río Negro”.

Ahora vienen días de evaluaciones. Lo seguro hoy por hoy es que en octubre se viene el clásico Bariloche a la Carta.

Vos que anduviste por BALC edición de verano, ¿qué te pareció? ¿Cómo lo viviste?


Comentarios


Más Especiales

El boom gastronómico que hoy vive Bariloche: hablan algunos de sus protagonistas