El crimen más brutal del Alto Valle Este está a punto de llegar a juicio

Se cree que los asesinos fueron en busca de drogas y dinero. Los imputados están enfrentados y deben estar custodiados para que no se agredan.



1
#

Las audiencias de los últimos días se realizaron bajo una fuerte custodia policial. Los defensores pidieron que se lleve a cabo un juicio por jurados.(Foto: gentileza )

2
#

El ataque ocurrió una tarde de domingo en marzo de 2015.

La calurosa tarde del domingo 22 de marzo de 2015 estaba llegando a su final cuando Juan Daniel Cabezas Shuffenegger (55) compartía una cerveza en el patio de su casa en Chichinales junto su pareja, a Andro Enrique Chaparro Guajardo (25) y a una chica que acompañaba a este último, ambos provenientes de Chile. De repente ingresaron cuatro sujetos que comenzaron a exigirles drogas y dinero. Como los ocupantes de la casa no entregaron los que ellos querían, comenzaron a golpearlos con furia y los acuchillaron. Al más grande lo degollaron y al joven lo apuñalaron. Además torturaron a la esposa del dueño de casa cortándole los dedos y el cuello, pero ella logró sobrevivir.

“Los atacantes les habrían exigido dinero y drogas, pero al no dar con efectivo ni los estupefacientes, (...) con el fin de facilitar, consumar u ocultar el robo para asegurar sus resultados o procurar su impunidad, los sometieron a una brutal golpiza y mediante la utilización de un arma blanca les produjeron lesiones que ocasionaron la muerte de ambos. Además, intentaron dar muerte a la mujer, cortándole el cuello y los dedos, no pudiendo concretar con lo cometido, apoderándose luego de algunos elementos pertenecientes a la víctimas, entre ellos un celular”, dice el pedido de elevación a juicio que realizó el fiscal Gastón Pierroni.

Acusados enfrentados

Por estos días los cuatros acusados del aberrante hecho desfilan por los pasillos de Tribunales, pero fuertemente custodiados porque están enfrentados entre ellos y se juraron la muerte.

Se trata de Miguel Ángel Paredes, Juan Sebastián Arbeloa, Jonathan Ernesto Beltrán y Jesús Ricardo Oliva, quienes están acusados de “triple homicidio calificado por razones criminis causa, uno en grado de tentativa”, delitos que tienen previsto como pena la prisión perpetua. Las defensas están representadas por los defensores oficiales Celia Delgado y Gustavo Viecens y por el abogado particular, Carlos Vila.

En las audiencias de los últimos días hubo tensión, no sólo por el enfrentamiento entre los acusados, sino también por la recusación al fiscal Pierroni y la rápida designación en su lugar de Graciela Echegaray, además del cruce de planteos de nulidad a las propuestas de prueba tanto de las defensa como de la representante del Ministerio Público Fiscal.

Así fue como se llegó a un pedido de careo entre los imputados, la reconstrucción de los hechos, una rueda de reconocimiento con las sobrevivientes del ataque y la declaración de 30 testigos.

Ahora resta que la Cámara Tercera en lo Criminal se exprese respecto de la prueba. Luego la Oficina Judicial establecerá la fecha de debate, salvo que sea haga lugar al planteo de las defensas de realizar un juicio por jurado, que recién entrará en vigencia en marzo de 2018.

Dato

Escondidos en Roca, Pehuenia y Chile

Pocos días después del hecho, en Roca, fue detenido Miguel Ángel “Hamburguesa” Paredes, quien fue reconocido por una de las víctimas.

A mediados de abril de ese 2015, en un puesto de veranada cercano a Villa Pehuenia, fue detenido Jonatan Beltrán.

Junto a Beltrán, en Pehuenia, estaba Juan Sebastián “el vaca” Arbeloa, pero logró eludir la comisión policial.

Finalmente quien se sospecha era el líder del grupo, fue atrapado a fines de mayo siguiente en Chile.

Oliva, el cuarto sospechoso, llegó a las instancias finales del proceso en libertad.

Se propuso realizar un careo entre los acusados, una rueda de reconocimiento y la reconstrucción de los hechos. Resta que decidan los jueces.

archivo

Datos

1
mujer, la que acompañaba a Chaparro Guajardo, logró esconderse en el baño de la vivienda.
Se propuso realizar un careo entre los acusados, una rueda de reconocimiento y la reconstrucción de los hechos. Resta que decidan los jueces.

Temas

Río Negro

Comentarios


El crimen más brutal del Alto Valle Este está a punto de llegar a juicio