El desplome de las compras en Chile no empujó al comercio local

Desde Acipan aseguran que la región comenzó a sentir la recesión. Sin embargo, destacan que dista de la compleja realidad que atraviesa la mayoría del país. 



Las veredas del Bajo, la zona comercial más concurrida de la ciudad, comienza a mostrar por primera síntomas de crisis. Foto: Juan Thomes.

Las veredas del Bajo, la zona comercial más concurrida de la ciudad, comienza a mostrar por primera síntomas de crisis. Foto: Juan Thomes.

El impacto de la inflación y la suba del dólar modificaron los modos de consumo en el último año, y en la región chilena cercana a Neuquén todo parece indicar que el “boom de compras” está tocando a su fin. La causa no tiene relación con la geografía de sus paisajes, ni con la cordialidad de su gente, sino con los precios en el cambio de la moneda.

El desplome del interés local por las compras baratas en los comercios chilenos es casi una obviedad. Sin embargo, también resultó ser claro que ese apagón de tarjetas en el exterior no se tradujo en ventas locales.
“En los comercios de la capital neuquina las ventas no se muestran satisfechas pero tratan de no seguir el mismo curso que en otras localidades, no es extraño que también sean menos los que eligen irse de viaje para comprar afuera”, sostuvo el presiente de Acipan, Daniel González.

Las compras con tarjetas crédito y débito bancarias extranjeras en Chile, cayeron un 23,1% real durante el primer trimestre de 2019 con respecto al igual período del año anterior.

Según el informe del Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC) la caída de compras con tarjetas argentinas en la región de Los Lagos y Araucanía, los territorios que más suelen elegir rionegrinos y neuquinos, descendieron un 44,6% y 51,8%.

A pesar de que en Neuquén la recesión del país no tiene la misma magnitud que en otras provincias , la caída de ventas sigue su paso pese a que los viajes a Chile han dejado de ser definitivamente un atractivo para los neuquinos.

Los últimos datos de consumo disponible hablan por si solos: en el primer mes del 2019 las ventas reales en supermercados bajaron un 11,3% en la comparación interanual y las principales caídas se dieron en los bienes de consumo durables como los electrónicos y la indumentaria.

El efecto arrastre llegó con delay a la región ya que el resultado del análisis del país vecino marca un quinto trimestre de caída en su comercio, lo que explican por la desaceleración en la entrada de argentinos al país en los últimos meses, los mismos que impulsaron el comercio de shopping en los veranos anteriores.

Sin embargo entre enero y febrero se profundizó el desencanto: Chile recibió un 51% menos de visitantes, lo que se tradujo en casi 470 mil argentinos menos en el último verano.

Desde junio del año pasado, en los principales pasos fronterizos como Cardenal Samoré se viene registrando una baja sostenida del ingreso de turistas algo que, mal que le pese a los comerciantes locales, no se traduce en gastos criollos.

En números

23%
se desplomaron las ventas a extranjeros en términos reales durante el primer trimestre.
30,7%
cayó el número de cruces vía Cardenal Samoré en diciembre de 2018 respecto de 2017.

Comentarios


El desplome de las compras en Chile no empujó al comercio local