El diseñador Santiago Artemis muestra su vida en un reality

El "reality" show “No hay tiempo para la vergüenza”, que sigue el día a día del joven diseñador de alta costura Santiago Artemis y el desafío por crear una colección que genere un quiebre en el universo de la moda, se podrá ver desde mañana por la plataforma de Netflix.



Santiago Artemis, una estructurada Ushuaia a brillar en el mundo de la moda por su libertad creativa.

Santiago Artemis, una estructurada Ushuaia a brillar en el mundo de la moda por su libertad creativa.

A lo largo de los seis episodios de “No hay tiempo para la vergüenza”, Netflix muestra la rutina del diseñador Santiago Artemis, de 27 años, y los días de pruebas de vestuario en el atelier, bocetos, viajes y reuniones con las celebridades, pero también se relatan las relaciones y amores de un creador que se ganó el lugar como “voz de los millenials”.
“La serie trata del empoderamiento de un chico gay que vino del sur sin contactos y se fue construyendo solo. Espero que sea un vehículo para cambiar las vidas y percepciones de chicos que todavía no tienen una voz. Es intentar devolver un poco de lo que recibí”, manifiesta Artemis en entrevista con Télam.


El diseñador, oriundo de Ushuaia, desembarcó en Buenos Aires a los 17 años y logró que su nombre suene entre cantantes y actrices como Lali Espósito, Katy Perry, Pablo Lescano, Ángela Torres, Xuxa y Britney Spears, la atleta olímpica Jenny Dahlgren y modelos como Pampita y Nicole Neumann, entre más.
Artemis se define como “autoritario” pero también como un “creativo en constante movimiento”; afirma que nació para la cámara y que su despertar ocurrió hace escaso tiempo con “No te lo pongas”, un programa que condujo el año pasado junto a Pía Slapka por Discovery Home and Health.
Un poco de esto también aparece en su libro “El chico del fin del mundo” en el que el diseñador habla de sus comienzos, de ser parte de una familia estructurada, de una pequeña ciudad llena de prejuicios y miedos, y de cómo debió buscar lo que quería.



P- ¿Qué prejuicios halló?
R- Me dijeron que era un ridículo y que no era una persona seria, pero agradezco porque la resistencia que pusieron algunas personas me ayudó a ser quien soy y a conseguir lo que tengo. Agradezco haber nacido acá.

P- En la serie se nota cómo el diseño nace de la postura, ¿qué observa de la sociedad argentina?
R- Hay que vencer miedos, porque la mirada está muy puesta en el otro y eso te quita las ganas de ser diferente. Todos somos singulares y ver gente que se homogeiniza visualmente es deprimente. Los argentinos son síntoma de disconformidad sobre ellos mismos y siempre buscan la aprobación del otro.

Carolina Pampita" Ardohain con un vestido de Santiago.



P- ¿Cómo quebrar esa tendencia?
R- Propongo cosas diferentes y con mucho amor. Si ayudo a que confíen en ellas y ellos mismos, se logran diseños increíbles. También necesito conocer a la persona, no puedo trabajar si no veo sus modos, su forma de ser, su cuerpo, a qué le tiene miedo y en qué tiene confianza.

P- ¿Cómo se trabaja lo creativo y desde lo creativo?
R- Me nutro de cosas que me hacen bien, de las actrices, las modas, las décadas, los diseñadores, las vidas y las tragedias de las artistas, los asesinos seriales. Y todo lo que sea pop culture.

Télam


Temas

Diseño Moda

Comentarios


El diseñador Santiago Artemis muestra su vida en un reality