El eterno problema del agua en Roca: tres colapsos en cinco días

En la ciudad se multiplican los cráteres. Una firma contratada por ARSA rompió un ducto y la zona baja quedó ayer sin servicio.



Vintter y Lisandro de la Torre, donde falló la red el domingo.

Vintter y Lisandro de la Torre, donde falló la red el domingo.

Cuando parecía que Roca empezaba a despejarse de vallados, caños en las veredas (by pass) y lagunas de agua potable o de líquidos cloacales, volvieron a surgir los problemas con las redes.

Los vecinos dicen estar cansados de tantos problemas en el servicio y algunos sugieren que debería haber un resarcimiento de parte de ARSA a los contribuyentes.

A principios de año, la ciudad contaba con 15 by pass cloacales, varias pérdidas menores de agua y un acueducto caído que dejó a la población varios días sin servicio.

El compromiso de la provincia fue “atacar” todas las roturas. Las licitaciones fueron ganadas por empresas como Rimsol, Arideros y CSH, que emplearon más de cinco meses en realizar los recambios de cañerías, de agua y cloacas.

Pero desde la semana pasada reaparecieron otros inconvenientes que volvieron a poner en jaque a los vecinos.

El primero fue el viernes, con una cañería rota que afectó la zona norte de la ciudad.

El domingo a las 13 hubo otro comunicado de ARSA, informando sobre otra rotura de un caño de 200 mm de asbesto cemento en calle Vintter y Lisandro de la Torre, zona norte de Stefenelli. Se aseguró que el problema sería rápidamente solucionado, habilitando el servicio hacia las 15. Sin embargo, en las canillas no apareció el agua hasta el lunes.

Ayer miércoles, un nuevo comunicado de la empresa advirtió sobre otra rotura, esta vez en la esquina de Paraguay y Buenos Aires, al sur de la ciudad. Según ARSA, en este caso la responsable fue la empresa Arideros, que realiza un recambio cloacal en barrio Quintu Panal a pedido de la propia empresa del Estado.

Buenos Aires y Paraguay, ayer.

Según se informó oficialmente, en la excavación tocaron el caño de 75 mm de asbesto cemento, generando una importante rotura, que los empleados de ARSA tuvieron que solucionar.

A estos problemas hay que sumar las obras que están en su etapa final de recambio de colector cloacal, como el de Jujuy y Colombia, en barrio San Cayetano y las recientemente finalizadas en Viedma, entre República del Líbano y Jujuy, barrio Los Olmos.

En el caso de barrio Brentana, sobre calle La Plata y República del Líbano, aún siguen los problemas de desbordes cloacales. A diez cuadras de allí, en los próximos días se sumarán más calles cortadas, en La Plata entre Mendoza y Formosa, donde hay que realizar otro recambio cloacal.

La lista no termina allí ya que se avanza en el recambio del acueducto de agua potable de calle Güemes, entre Jujuy y la planta potabilizadora de agua, en Stefenelli.


Temas

ARSA Roca

Comentarios


El eterno problema del agua en Roca: tres colapsos en cinco días