El excombatiente de Malvinas que se aleja de los uniformes y las armas y, convoca a una caminata por la paz

José María Rodríguez propició la caminata cuatro años atrás en Bariloche al no sentirse identificado con los actos protocolares y hoy, se suman distintos municipios en todo el país.

“Estamos bregando por el Nunca más. Nunca más una guerra”. José María Rodríguez estuvo en la guerra de Malvinas cuando tenía 18 años y desde hace cuatro años, impulsa la Caminata por la Paz en Bariloche.

El encuentro fue replicado poco a poco en varios puntos del país y en la ciudad cordillerana, la cita es mañana a las 16 en el monumento que está en avenida 12 de Octubre y Sáenz Peña.

Rodríguez indicó que la finalidad de la caminata es homenajear a los muertos que dejó y aún deja la guerra, en alusión a la cantidad de excombatientes que se han suicidado. “Queremos recordar lo sucedido sin pancartas ni uniformes. Yo venía de muchos años de pasar marzo y el 2 de abril, con mucha angustia y especialmente, en el acto protocolar con el desfile. Me veía al lado de personas con armas y estando tan en contra de ese estilo de vida”, dijo Rodríguez a FM Bariloche.

Reconoció que pocos años después, al viajar al cementerio de Malvinas se dio cuenta que “no era el camino”. “Si bien muchos hicimos hicieron actos heroicos, de patriotismo estando en la guerra, el mensaje es que el 2 de abril no tiene que pasar más. Por eso, no considero a la guerra del 82 como una gesta patriótica. Fue una guerra ilegal, injusta, criminal y no es el camino que elijo en esta vida”, manifestó Rodríguez.

Reconoció que hay muchos excombatientes que aún definen el 2 de abril como una fiesta patriótica y que estarían dispuestos a intentar recuperar Malvinas por la fuerza. “Yo no, como muchos otros. No estaría dispuesto a dar mi vida por un pedazo de tierra. Hay otros caminos”, indicó y aseguró que “lo que hice, no lo elegí. Me vi obligado”, refirió.

En relación a la caminata por la paz, insistió en que se realizará por la tarde “para no molestar ni coincidir con los actos” y lo definió como un “acto de instrospección”.

Rodríguez manifestó la necesidad de un censo de los excombatientes, de que se escriba “la historia oficial de Malvinas”, que se analicen los casos de tortura y que se juzgue. “Me importa que paren los suicidios. Saber por qué se suicidaron y que alguien tome cartas en el asunto. Lo que nos pasó en el 82 fue una locura de la dictadura. En democracia, no hubiera pasado”, dijo.


Temas

Bariloche

Comentarios


El excombatiente de Malvinas que se aleja de los uniformes y las armas y, convoca a una caminata por la paz