El FMI aplazó por un año el pago de un tramo de 933 millones

WASHINGTON- El Fondo Monetario Internacional decidió mostrar "su deseo de ayudar a la Argentina a superar la difícil situación económica y social" que está atravesando y aprobó ayer una prórroga en el pago de un tramo de 933 millones de dólares de este país.

El pago debía efectuarse hoy, 17 de enero, pero la mesa de directores del Fondo aprobó en su reunión de ayer la solicitud argentina de una prórroga de un año, un beneficio que está incluido en los acuerdos estándar de los préstamos otorgados por el FMI.

"La decisión muestra el deseo del Fondo de ayudar a la Argentina a superar la difícil situación económica y social" que está enfrentando el país, dijo el director gerente del FMI, Horst Koehler.

La mesa ejecutiva, señaló un comunicado del FMI, "aprobó hoy un pedido de Argentina" de prorrogar por un año el pago de 933 millones de dólares. La mesa de directores, o "board", dijo Koehler, "da la bienvenida al compromiso de las autoridades argentinas de trabajar de manera estrecha con el FMI para desarrollar una estrategia comprensiva con el objetivo de restablecer el crecimiento sostenible".

"El FMI está listo -agregó-, en cooperación con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, para asistir (al gobierno argentino) en el desarrollo de esa estrategia".

El Fondo, adelantó Koehler, "se concentrará en áreas fundamentales como el régimen cambiario, el sistema bancario, la política fiscal y la política monetaria".

Koehler confesó estar "alentado" por la decisión del gobierno argentino de aplicar tan sólo de forma provisional el tipo de cambio dual que coexiste en el país.

Señaló que ese sistema "implica muchos problemas y futuros obstáculos" y consideró como "una buena noticia" que el Gobierno haya anunciado que se trata de una medida temporal, en declaraciones a medios financieros en Washington.

El pago forma parte del préstamo stand by que el FMI aprobó para Argentina el 12 de enero del 2001. El deudor, recordó el Fondo, puede pedir una extensión de hasta un año en los plazos originalmente programados para los pagos.

"Al final de esta extensión -advirtió el comunicado-, en este caso el 17 de enero del 2003, el país está obligado a pagar" el tramo de la deuda.

Esta es la primera medida positiva concreta que Argentina recibe de parte del FMI desde que estalló la crisis política y social que derribó dos presidentes en ese país en diciembre último.

Fue precisamente la actitud del FMI uno de los factores clave que precipitó la crisis argentina.

El 5 de diciembre último, el Fondo decidió no aprobar la concesión de un nuevo tramo del préstamo a la Argentina, por 1.260 millones de dólares, profundizando aun mas la debacle financiera de Buenos Aires. El 18 del mismo mes, uno de los economistas jefe del FMI, Kenneth Rogoff, disparó redondamente que el plan económico en marcha en Argentina en ese momento -delineado por el ex ministro Domingo Cavallo- no era "sostenible".

Dos días después, el presidente De la Rúa renunciaba en medio de sonoras manifestaciones y una ola de violentos saqueos. (ANSA/DPA)


Comentarios


El FMI aplazó por un año el pago de un tramo de 933 millones