El gobierno postergó la actualización de los impuestos a los combustibles

Por decreto Nación aplazó el aumento de un arancel que iba a ser trasladado al precio final en los surtidores. El 12 de marzo volvería a incrementarse la nafta y el gasoil, pero quizás haya otros aumentos antes.




El gobierno postergó una suba de impuestos para el 12 de marzo, pero es probable que haya otros incrementos de la nafta y el gasoil antes. (Foto: archivo)

El gobierno postergó una suba de impuestos para el 12 de marzo, pero es probable que haya otros incrementos de la nafta y el gasoil antes. (Foto: archivo)

El gobierno nacional volvió a postergar la actualización de los impuestos a los combustibles, aunque esta vez solo por 12 días. De esta manera el próximo 12 de marzo volverían a aumentar los precios en los surtidores, aunque lo más probable que es haya otros aumentos antes.

La decisión fue anunciada a través del Decreto 35/2021 que se publicó en el Boletín Oficial. Se trata del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) correspondientes al cuarto trimestre del año pasado.

Con esta maniobra el gobierno evita un aumento en el precio de la nafta y el gasoil que a fin de cuentas no significa ingresos a las petroleras ni tampoco a los estacioneros, sino que se trasladan a los surtidores para evitar pérdidas.

Lo cierto es que hay varios motivos para anticipar que habrá nuevos aumentos de los combustibles en febrero y también que en marzo lo más probable es que haya más de uno, algo ya se vio en enero. Veamos por qué:

Por un lado, a partir de enero la secretaria de Energía autorizó incrementos a los biocombustibles que se utilizan para la mezcla con los combustibles fósiles. Está programado un aumento para febrero, marzo, abril y mayo.  

El de marzo se juntará con el incremento de la carga impositiva que el gobierno postergó recientemente.

Si se tiene en cuenta que desde que arrancaron los aumentos de los combustibles en agosto del 2020 hubo al menos uno por mes, es otro indicio de que el mes que viene volverían aumentar los combustibles.

En conclusión, las subas autorizadas de los biocombustibles, de los impuestos a la nafta y el gasoil, y el objetivo de las petroleras de recuperar el precio en los surtidores que se perdió por el casi año de congelamiento, son argumentos suficientes para prever las nuevas subas.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


El gobierno postergó la actualización de los impuestos a los combustibles