El impacto del coronavirus en la producción de GeoPark

La firma registró una contracción en sus niveles productivos por la menor demanda y las medidas preventivas. En la Cuenca Neuquina la caída en los bombeos fue del 20% respecto a los primeros tres meses del año. Ya comenzaron a reabrir pozos.




La firma registró una caída de la producción en la Cuenca Neuquina por los cierres de pozos.

La firma registró una caída de la producción en la Cuenca Neuquina por los cierres de pozos.

La caída en la demanda global de petróleo afectó a todo el porfolio de GeoPark que, a pesar de la reducción en los bombeos y los cierres de pozos en el segundo trimestre del año, ya se prepara para la reactivación. 

La compañía publicó la segunda actualización de sus operaciones, esta vez para el período entre abril y junio, y registró una caída del 19,28% en la producción total respecto al primer trimestre del año y del 5,83% a nivel interanual. Resultado que muestran las medidas que tomó la firma ante el impacto del coronavirus. 

En la Cuenca Neuquina la producción también mostró contracciones y, en comparación al primer trimestre del año, hubo una caída del 20,67% y del 13,59% respecto al mismo período del año pasado. Al igual que la tendencia a nivel nacional, la pandemia revirtió el incremento en los niveles productivos que se habían alcanzado en los primeros tres meses del año. 

En detalle, en el país la producción durante el segundo trimestre fue de 2060 barriles de petróleo equivalentes por día de los cuales el 61% fue de petróleo y el 39% restante de gas. Vale recordar que en el primer cuarto del año el nivel de bombeos había alcanzado los 2597 barriles de petróleo equivalentes diarios lo que había sido el registro más alto desde que la firma desembarcó en la Cuenca Neuquina. 

Según informó la operadora la diferencia se debió a los cierres temporales en la producción que afectaron el bloque El Porvenir, operadora en un 100% por GeoPark, y a niveles de producción estables en los bloques Puesto Touquet y Aguada Baguales, también operados en su totalidad por la firma.

En números

2.060
barriles equivalentes de petróleo por día es la producción que registró la firma en la cuenca neuquina en el segundo trimestre del año.

A partir de julio la compañía aceleró su plan de reapertura de su cierre temporal de producción que rondará entre el 70% y 80% de lo que se limitó. Esto equivale a unos 6500-7600 barriles equivalentes de petróleo diarios a lo largo de todo su porfolio y principalmente en Colombia.  

Además, avanzarán con la reanudación de la campaña de perforación en el segundo semestre del año con cerca de 10 equipos, de nuevo, en su principal core.  

Por último, la firma comunicó que ampliará su plan de trabajo que tenía límite en los 50 millones de dólares y se estirará hasta 75 millones para elevar la producción total a 42.000 barriles equivalentes por día. Para este proyecto contemplan un precio promedio del Brent en 35 dólares.  

Los cambios que aplicó la compañía 

A nivel general, la firma aplicó protocolos específicos para poder operar bajo las nuevas condiciones y diseñó medidas preventivas y planes de respuesta en los seis países donde tiene operaciones. Al igual que la mayoría de las empresas del sector, redujeron los equipos de campo para mantener al mínimo posible y todo el personal de oficina comenzó a trabajar desde sus domicilios. 

Realizaron cierres temporales de pozos limitando la producción en algunos bloques repartidos en todo su porfolio y suspendieron prácticamente toda la actividad de perforación. Solo se limitaron a tareas de mantenimiento. 

En ese período lograron un ahorro superior a los 290 millones de dólares por la baja actividad sumado a inversiones que no se concretaron, además una reducción de costos en sus desarrollos y bajas de salarios voluntarias que llevó adelante parte del directorio de la compañía. 


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


El impacto del coronavirus en la producción de GeoPark