El Instituto Mosconi pide frenar el nuevo plan de incentivos al gas

Desde el organismo advirtieron que el plan debería ser tratado junto al presupuesto 2021 e incluir la renegociación del contrato de importación de Bolivia que aún está pendiente. Cuestionaron que se genere un sendero creciente para el precio del gas.




#
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Pese a la urgencia para reactivar la producción de gas de cara al invierno que viene, desde el Instituto Mosconi se planteó demorar el proceso.

Pese a la urgencia para reactivar la producción de gas de cara al invierno que viene, desde el Instituto Mosconi se planteó demorar el proceso.

El Instituto de la Energía Enrique Mosconi que preside el exsecretario de Energía de la Nación, Jorge Lapeña, difundió un estudio sobre el nuevo plan de incentivos a la producción de gas que diseña el gobierno, el Esquema del Gas 20/24, en el cual plantearon que es necesario postergar su lanzamiento para definir aspectos previos.

Desde el organismo se advirtió que, al tratarse de un programa que contempla el pago de subsidios a las productoras, el mismo debería ser tratado junto con el proyecto de presupuesto nacional para el año que viene.

Uno de los puntos que destacaron en ese sentido es que el programa que diseñó el ministerio de Desarrollos Productivo de la Nación, contempla que los aportes o subsidios serán administrados a través de un fondo fiduciario específico, pero desde el Instituto Mosconi se advirtió que no hay certezas de dónde surgirá el dinero que integre ese fondo.

En el documento del organismo se advirtió que esta política de subsidios “configura un escenario de mayor discrecionalidad en discrepancia con las premisas del marco regulatorio en relación con la transferencia del precio del gas a tarifa y al mismo tiempo asumir compromisos fiscales indefinidos para un horizonte de 4 años”.

En ese sentido advirtieron que "existen fuertes interrogantes en torno al costo fiscal de esta medida, en particular en un entorno de congelamiento tarifario y alta inflación que generan un aumento en la cuenta de subsidios”.

Y se señaló que “en los próximos años se pueden comprometer recursos fiscales no disponibles. En ausencia de Presupuesto 2020/2021, y sin conocer los términos de la negociación con el FMI, se genera una fuerte incertidumbre que podría hacer fracasar el plan”.

Desde el organismo que preside Jorge Lapeña se advirtió además que aún no se definió la renegociación del contrato de importación de gas de Bolivia, entendiendo que el mismo el clave para definir cuál será la oferta de gas que tendrá el país.

Pero además desde el Instituto Mosconi se realizaron algunas observaciones al plan nacional que está previsto que comience a funcionar en octubre que tienen que ver por un lado con la forma de la subasta y por el otro con el reconocimiento de mayores precios para el gas.

Realizar una subasta con un horizonte de cuatro años, si bien podría aprovechar una contingencia actual de precios bajos podría implicar la perpetuación de errores de diseño difícilmente corregibles luego de la firma de contratos”, indicaron en el escrito.

En tanto que señalaron que  un “plan de promoción a la producción de gas natural debería tener como objetivo explícito alcanzar precios competitivos tanto para el mercado local como con destino a exportación. En función de ello debería ser replanteada la idea de admitir un nuevo sendero creciente del precio del gas natural que no esté relacionada con dicho objetivo”.

Por último, desde el Instituto Mosconi se planteó que el plan requiere implementar un sistema de consulta institucional, pública y amplia no sólo entre las principales partes involucradas, sino que incluya universidades, centros de estudios y expertos del sector.


Comentarios


El Instituto Mosconi pide frenar el nuevo plan de incentivos al gas