El Limay sube su caudal para bajar los embalses

La AIC advirtió que, aguas abajo de Arroyito, de los 170 metros cúbicos por segundo actuales podría llegarse a 600 ó 900 por la necesidad de desagotar la cuenca y generar electricidad.




#

Desde el ingreso a la isla 132, donde se desarrolla el Paseo de la Costa, es notorio que el cauce del río se alejó de la orilla.

NEUQUÉN (AN).- La Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) advirtió que en breve el río Limay comenzará a crecer hasta niveles que podrían cuadruplicar el caudal actual. El gobierno nacional mantiene por ahora la mayor cantidad de agua posible en los embalses de Alicura, Piedra del Águila y El Chocón para que en el período que está a punto de empezar no falten recursos para mover las turbinas de las hidroeléctricas.

Las lluvias de este fin de semana no fueron suficientes para torcer la sequía que afecta el norte de la Patagonia. En el año hidrológico que terminó en marzo, la zona del Alto Limay recibió precipitaciones por debajo de la media en un 35%, lo mismo que en el Collón Cura.

Los afluentes al Limay eran a las 6 de la mañana de ayer de 175 metros cúbicos por segundo y, en el otro extremo del río, en Arroyito, las erogaciones, en promedio diario, son hace semanas de 170. Es tan poca el agua en los valles que desde las orillas se ve claramente que el río se retiró varios metros.

En la escalera de embalses que tiene el Limay, el peldaño más alto es el de Alicura. Su embalse estaba ayer a las 8 de la mañana a 21 centímetros del máximo extraordinario. Esa marca es la cota hasta donde podría llegar el agua, no el punto máximo de la presa porque es preciso resguardar un espacio, llamado "revancha", para que el oleaje en días de viento no sobrepase el coronamiento de la obra.

En Piedra del Águila el agua llegaba ayer a la cota 588,75 metros sobre el nivel del mar, una marca por encima de los 586 del máximo normal y muy cercana a los 592 del extraordinario.

En El Chocón no es la altura actual lo que llama la atención (está 6 centímetros por debajo del máximo normal) sino la diferencia con el registro del año pasado, que para este época del año tenía el agua 11 metros por debajo que en la actualidad.

Para el período que terminó a finales del mes pasado, la AIC había dispuesto que las erogaciones desde Arroyito se mantuvieran en torno de los 170 metros cúbicos por segundo mientras los entrantes a la cuenca estuvieran debajo de esa marca.

Pero a partir de esta semana "el saliente de Arroyito se incrementará paulatinamente hasta valores de entre 600 y 900 metros cúbicos por segundo en función de la evolución de la cuenca".

En este época del año los embalses deben mantenerse en cotas más bajas que en verano porque es preciso que estén preparados para absorber las crecidas que la época de lluvias suelen provocar.

Además, si el frío comienza a hacerse sentir en la zona más poblada del país, crecen las demandas de gas y de electricidad, y es preciso que suban los aportes desde las centrales que no usan combustibles fósiles.


Comentarios


El Limay sube su caudal para bajar los embalses