El lunes vence plazo para que acreedores respondan a Argentina

La intención de la administración de CFK es no permitirle a los holdouts obtener mayores beneficios que los que lograron aquellos que acreedores que aceptaron la reestructuración de 2010.

ECONOMÍA

Los acreedores holdouts que mantiene un litigio judicial en los Estados Unidos presentarán el lunes su respuesta a la propuesta de pago de 1.330 millones de dólares que Argentina realizó ante la Cámara de Apelaciones de Nueva York.

El 29 de marzo el Gobierno nacional ofertó un bono Par a 25 años de plazo -con amortización íntegra en 2038, y con tasas de interés del 2,35 al 5,25 por ciento, y un bono de Discount, con vencimiento en 2033 y con tasa de interés de 8,25 por ciento.

Los bonos Par no tienen quita y están destinados a inversores de hasta 50.000 dólares, mientras que los Discount no tienen límite, manteniéndose de esta forma los términos generales de la operación de canje que se realizó en 2010.

Este plan de pago fue presentado por pedido de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, luego de la audiencia oral que se realizó el 28 de febrero entre ambas partes.

El caso llegó a la Cámara de Apelaciones porque el juez Thomas Griesa ordenó que la Argentina les pague a los acreedores que no aceptaron las reestructuraciones de 2005 y 2010 tras el default de 2001 un total de 1.330 millones de dólares en una sola vez y en efectivo.

Griesa tomó esta determinación al considerar como válido el reclamo de los holdouts, quienes plantearon que la Argentina violó la cláusula de trato igualitario entre acreedores (pari passu).

Dada la diferencia que existe entre el fallo de Griesa que los favorece -un sólo pago y efectivo- y la propuesta Argentina -a 30 años y con quita- los analistas descuentan que los acreedores la rechazarán.

En consecuencia, todo quedará en poder de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, que deberá tomar una decisión sobre el fondo de la cuestión.

El Gobierno nacional ya anticipó que en caso que la sentencia no satisfaga los intereses del país elevará una nueva apelación, ahora a la Corte Suprema de los Estados Unidos

La intención de la administración de Cristina Fernández es no permitirle a los holdouts obtener mayores beneficios que los que lograron aquellos que acreedores que aceptaron la reestructuración de 2010. (DyN)


Comentarios


El lunes vence plazo para que acreedores respondan a Argentina