El MPN insistió, pero otra vez no pudo con el endeudamiento

El bloque oficialista buscó su tratamiento sobre tablas en la sesión de hoy, pero estuvo lejos de los 24 votos que necesitaba. Se agotan los tiempos para que se apruebe antes del receso.





El Movimiento Popular Neuquino cumplió con lo que había anticipado a diputados de la oposición y propuso, aunque sin éxito, tratar sobre tablas el proyecto de Omar Gutiérrez para tomar nueva deuda por 12.800 millones de pesos.

El presidente del bloque, Maximiliano Caparroz, pidió durante la sesión de hoy traer el expediente de la comisión de Asuntos Constitucionales, donde quedó trabado el martes, en un intento por saltear ese paso e imponer las firmas directamente en el recinto.

Sin embargo, nuevamente le faltaron votos para hacerse de la mayoría, pues para la maniobra que intentó necesitaba 24 avales y apenas reunió 18. A los nueve del MPN se sumaron los seis aliados de Siempre, Nuevo Neuquén, Juntos, Unión Popular y el FRIN, además de tres diputados opositores: Mariano Mansilla (Frente de Todos) y Elizabeth Campos y Raúl Muñoz (Democracia Cristiana).

El proyecto de endeudamiento deberá seguir en comisión hasta que el oficialismo consiga negociar con algún sector de la oposición los cambios necesarios para que pase el filtro.

Nuevamente hubo cruces entre legisladores en el recinto, principalmente por críticas que vinieron del Frente de Izquierda. La diputada Patricia Jure planteó en su discurso que el gobierno provincial, entre la vida y la deuda, “elige la deuda” y criticó que el oficialismo haya acusado a la oposición de “desestabilizar” por no acompañar el proyecto.

“¿Saben lo que es vivir desestabilizado en esta provincia? No tener para comer, no poder pagar el alquiler y que te echen a patadas, pasar el covid sentado en una silla en el hospital Castro Rendón”, planteó.

Su par Andrés Blanco se sumó a los cuestionamientos y aseguró: “Para nosotros este proyecto no es perfectible, es otro, es pensar en otra manera”. “Esto de endeudamiento sí o no surge de una chicana política que salió primero del vocero del gobierno, el secretario general de ATE. Quiso endilgarnos que, si no aprobábamos esta deuda, estábamos atentando contra el acuerdo salarial. Los trabajadores saben que no es así, porque podemos darles infinitos argumentos de que los recursos están”, sostuvo.

La respuesta del MPN la planteó Liliana Murisi, quien afirmó que “el gobierno opta por la vida, pero para garantizar la vida de cada uno de nosotros muchas veces debemos acudir a la obra pública, a la necesidad de generar fuentes genuinas de trabajo, a sostener empresas que generan ese trabajo”. “Todas las mejoras requieren fondos, muchas veces no están todos disponibles en el momento en que son requeridos y por eso puede ser necesario acudir a un financiamiento”, explicó.

“Yo sí apuesto al diálogo en esta Legislatura y sé que vamos a encontrar entre todos los bloques la mejor solución para aprobar una ley de endeudamiento que nos beneficie a todos”, dijo.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El MPN insistió, pero otra vez no pudo con el endeudamiento