El mural del Servicio de Prevención de Violencia Familiar fue nuevamente vandalizado

Taparon el cartel que protege el mural anteriormente vandalizado. Pusieron la expresión "No" y pintaron un pañuelo celeste encima del símbolo del aborto legal.



El mural “Queremos una vida sin violencia” del Servicio de Prevención de Violencia Familiar de Neuquén fue nuevamente vandalizado esta mañana.

El mural que había sido blanco de un acto vandálico el 27 de noviembre, fue tapado por un papel madera con el lema “El aborto será ley (te guste o no)”, esa estructura fue vandalizada con aerosol celeste con la escritura “no”, un pañuelo celeste sobre el símbolo del aborto legal y tapó un cartel. El cartel dice: "Decidir ser madre o no es un derecho, las mujeres abortamos juntas, no les tenemos miedo. Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir".

El servicio de Prevención de Violencia Familiar no funcionó hoy viernes porque fumigaron, cuando una de las trabajadoras se acercó al lugar, se encontró con este nuevo acto de vandalismo en el mural.

“Creo que se fue para otro lado esto, porque realmente el servicio no es que estamos fomentando el aborto, sino que se ayuda a las chicas que vienen en un estado deplorable, vienen golpeadas, desnudas porque escapan de sus maridos”, explicó una trabajadora del Servicio de Prevención de Violencia Familiar.

El servicio de asistencia cuenta con un ropero que recibe donaciones de ropa de mujeres y niños, para vestir a las víctimas de violencia que llegan en un estado de extrema vulnerabilidad. Atiende situaciones de violencia cuyas víctimas son, casi en su totalidad, mujeres. En promedio, se contienen unas 27 situaciones diarias.

“El dibujo en sí muestra a una mujer luchadora, poniendo garra, puño, no es un mensaje que diga aborten ni nada de eso. Estamos siendo agredidas por los sectores que luchan por las dos vidas, que son las que están en contra del aborto. Pero tampoco podemos vivir con miedo”, indicó una trabajadora del servicio. El mural fue tapado con papel madera para que, la artista plástica Abigail Villaseñor, lo arreglara la semana entrante.

A raíz de estos dos ataques que se perpetraron con dos días de diferencia, las trabajadoras pedirán que se instale una cámara de seguridad. Hasta el momento, ninguno se ha adjudicado el ataque.

“Es una agresión directa hacia el lugar, pero es tomado desde otro punto de vista, no es un lugar donde se manifiesta el aborto. Ahí se viven situaciones muy violentas, se las ayuda porque psicológicamente están dañadas” manifestó la trabajadora del servicio.

El servicio de Prevención de Violencia Familiar contiene a las situaciones de violencia machista, que se manifiestan en violencia doméstica, violencia sexual y violencia psicológica. Incluso se acompaña a las víctimas de violencia a denunciar y acompañar los procesos judiciales.

“Cada diálogo, por lo menos desde este Servicio, ha sido respetuoso. Nadie está obligada a abortar. Solo queremos decidir y este hecho es sumamente violento para quienes luchamos contra todo tipo de violencia” concluyó la directora del Servicio, Carina Sancho.


Comentarios


El mural del Servicio de Prevención de Violencia Familiar fue nuevamente vandalizado