El Museo de Bellas Artes de Roca volvió a exhibir la obra de Jack Vañarsky

La Dirección del Museo de Bellas Artes trabajó en la reparación de “Punto de vista sobre una manzana”, que realizó en 1977 el artista roquense antes de emigrar a París.

El pasado y el presente volvieron a encontrarse en el primer piso de la terminal de ómnibus de Roca, donde funciona el Museo Municipal de Bellas Artes Juan Sánchez y se exhibe, nuevamente, la emblemática obra "Punto de vista sobre una manzana", del roquense Jack Vañarsky.

Se trata de la historia de una caja de madera que se cuelga de una pared, de unos 50 x 50 cm x 15 cm de profundidad, y que del centro asoma una manzana feteada de madera (conectada a un mecanismo eléctrico interno) que crea un efecto ondulante hipnótico.

Y los visitantes -el viernes pasado- pudieron recuperar para sus retinas el movimiento y estilo de Vañarsky en un clima de celebración, que incluyó un brindis de honor después de las palabras de bienvenida que emitieron: Sofía Fernández, Directora del Museo, Ricardo La Sala, Director de Cultura y María Emilia Soria, intendente de la ciudad.

Los principales trabajos se originaron en la parte mecánica de la obra.

“Los movimientos de mis esculturas expresan, como si agrandaran a través de una lupa, una (casi) imperceptible inquietud del objeto representado, y algo más que movimiento real (como la respiración o el viento), algo relacionado con lo que es conocido como “los movimientos del alma” (Fragmento extraído de la revista Leonardo, XV-4, otoño de 1982”)”, supo dejar sentado Vañarsky (pero Wapñarsky en parís, para mayor comodidad de los franceses que lo disfrutaron con otras de sus singulares apariciones artísticas antes de su fallecimiento).

Integran la muestra Aniversario de Roca un total de 80 obras, de diferentes técnicas, patrimonio del museo. Acompañó el Director de Cultura, Ricardo La Sala y público en general. Foto Gino Avoledo

“Es una obra que Jack hizo para la ciudad y que la dirección del museo se propuso restaurarla; la propuesta recayó en el artista Lucas Severini, residente en Roca. Personalmente me llamó mucho la atención cuando la conocí y su lugar original fue y hoy vuelve a ser el de la exhibición, y por eso lo estamos celebrando ya que con esta recuperación se eleva el patrimonio del museo”, explicó Fernández.

El regreso de “Punto de vista sobre una manzana” se origina en el marco de las celebraciones por el 142 aniversario de Roca (1° de septiembre) y está acompañado por una serie de otras obras -del archivo del museo, agrupadas por técnicas- pertenecientes a: Luis Felipe Noé, Luis Wells, Hugo Irureta, entre otros. En total se pueden visitar unas 80 piezas.

“Esta obra puntual se caracteriza por pertenecer al movimiento de Arte Cinético y Neocinético”, fueron palabras del propio Vañarsky cuando la puso a la vista de los roquenses por primera vez, en el año 1977, en Casa de la Cultura-.

El artista prefería llamarla “escultura animada, haciendo referencia al doble sentido de moviente y vivo”. Pieza artística que vuelve a despertar interés en el público, buscando así llamar la atención del espectador moderno con la intención de ser observada y analizada conceptualmente otra vez.

La obra se colgó en una de las paredes del museo y ya está en movimiento.

Fernández reforzó diciendo que “esta pieza delicada ha recibido el mejor cariño de quienes iniciaron su recuperación; poder devolverle su vida, su movimiento, era una tarea pendiente que tenía la actual dirección del museo y estamos muy contentos. Severini ha realizado un prolijo y adecuado trabajo sobre ella”.

Las obras se podrán visitar durante los meses de septiembre y octubre de lunes a viernes de 9 a 13 (con acceso libre y gratuito).

Jack Vañarsky (arte cinético-neocinético)

Jack Vañarsky nació en Roca en 1936 y luegó partió a Paris, una vez que realizó la obra que exhibió en 1977 en Casa de la Cultura.

Jack Vañarsky nació en Roca en 1936. En nuestro país estudió arquitectura y pintura con Juan Carlos Castagnino. También fue periodista y caricaturista.

Desde 1962 y hasta su muerte -en 2009- residió en París, donde tuvo una gran carrera artística, exponiendo en el Centro Georges Pompidou de París, en el Centro Reina Sofía de Madrid, en la Biblioteca del Congreso en Washington, y en instituciones y museos de Italia, México, Suiza, España, Corea, Argentina, etc..

Punto de vista sobre una manzana se caracteriza por pertenecer al movimiento de Arte Cinético y Neocinético o como el prefería llamarlas, “esculturas animadas”, haciendo referencia al doble sentido de “moviente” y “vivo”.

“Una obra que llama mucho la atención del espectador”

La intendente María Emilia Soria acompañó el regreso de "Punto de vista sobre una manzana". A su lado Sofía Fernández, Directora del Museo de Bellas Artes y el artista que se encargó de la reparación de la pieza, Lucas Severini. Foto Gino Avoledo

Severini, residente en Roca, realizó el cambio de su motor (de bajas revoluciones) y actualizó su mecanismo.

Recientemente, Severini, fue distinguido con la mención honorífica para el segundo lugar al proyecto “Héroes protectores”, en el Concurso de Escultura “En homenaje a las y los trabajadores de la salud” que lanzó, en abril pasado, el municipio de Roca.

En la actualidad desempeña su arte en el patio de Casa de la Cultura, donde en los próximos días estará inaugurando el espacio "Taller Bizzarro".


Temas

Roca

Comentarios


El Museo de Bellas Artes de Roca volvió a exhibir la obra de Jack Vañarsky