El “palo de fierro”

1
#

<i>Olneya tesota</i> (“palo de fierro”) en zona de transición.

2
#

Plena floración primaveral, en sitio ajardinado.

3
#

Muy indicado para armar cercos defensivos en puestos de meseta.

4
#

Follaje característico, muy similar a otras especies de desierto.

5
#

Es una leguminsos, por lo que sus flores se parecen a las de los guisantes.

6
#

Semillas pequeñas y duras, con las que se pueden multiplicar.(Foto: Teodorico Hildebrandt eljardin@rionegro.com.ar )

El Jardín de casa

Perteneciente a las Fabaceae, por lo que es un buen fijador de nitrógeno atmosférico. Su única especie es Olneya tesota A. Gray, originaria de Norteamérica (Estados Unidos y el desierto de Sonora, México). El género recibe en español el nombre vulgar de “palo fierro” y en Estados Unidos “Ironwood” o “Desert ironwood”.

Debe su nombre a la madera dura, densa, oscura y pesada que produce, que es muy apreciada para tallar y como leña. Es nativo del suroeste de los EE.UU. y el noroeste de México. En los entornos nativos se lo encuentra en laderas rocosas con buen drenaje y en llanuras en alturas inferiores a 2.500 metros.

El follaje es verde-grisáceo y forma un semiárbol de hojas perennes, que suelen caer en respuesta a sequías prolongadas o temperaturas bajo cero. La bibliografìa cita una resistencia a -7ºC, pero pueden sufrir considerable daño en el follaje y ramas pequeñas con fríos más intensos.

Los árboles producen racimos de pequeñas flores de color rosa-púrpura, desde la primavera hasta el verano. Los árboles adultos pueden crecer entre 9 a 12 metros, pero por lo general son de 5 a 6 metros de alto y ancho, respectivamente.

Los troncos y ramas maduras son de color gris-blanquecino y la madera tierna verde pálido. Todas las ramas están armadas con muchas espinas curvas y agudas, por lo que son ideales para cercos de protección.

Si bien están adaptados a lo más caliente del desierto de Sonora, en el primer año de plantación son necesarios riegos suplementarios. Una vez establecidos, los riegos deben ser cuidadosos evitando los escasos o excesivos, con el fin de promover el desarrollo y crecimiento de las raíces. En los primeros años suelen no tener mucha sombra pero a medida que crecen, especialmente en entornos con algo de riego, pueden llegar a ser bastante densos, generando abundante sombra, lo que puede limitar el crecimiento y la floración de las plantaciones cercanas

Su hábito de crecimiento es con varios troncos con ramas que se extienden hasta el suelo, formando una cúpula, por lo que para armarlo como arbolito se lo debe guiar con podas cuando joven, las que deben hacerse gradualmente porque son vulnerables a esas lesiones.

En diseños paisajísticos se lo usa comúnmente como un punto focal y en pequeñas agrupaciones para realzar el efecto de sus flores en primavera y como transición desde las zonas ajardinadas hacia el desierto. En esos casos se debe ser consciente de las fuentes informales de agua (lluvia, riego o drenaje de zonas urbanizadas), ya que pueden contribuir a un exceso que puede resultar fatal, por lo que no prosperarán en el césped o en suelos pesados, cuando se mezclan con plantaciones que requieran riego regular y frecuente en invierno o verano, ya que ningún factor contribuye más a su muerte que los sobreriegos.

Se reproduce por semilla, aunque existen variedades clonadas, protegidas por patente.

Fuente: Arid Zone Trees. Arizona, EE.UU. y Wikipedia.


Comentarios


El “palo de fierro”