El Parque Norte perdió una tercera parte de su arbolado

El déficit es de 30.000 plantas. Hay un plan de reforestación para colocar 13.000 pinos y otras 4.000 especies diversas como fresno americano, álamos y arces.



#

También tendrá riego el Circuito Azul, que se expande desde avenida Argentina hacia el oeste.(Foto: matías subat )

Faltan 30.000 plantas. Hay un plan de reforestación para colocar 13.000 pinos y otras 4.000 especies diversas.

El principal pulmón verde de la ciudad de Neuquén, Parque Norte, no solo perdió en sus más de 40 años la mitad de su superficie sino que además en las 47 hectáreas que hoy subsisten el municipio estima que se secaron 30.000 árboles, es decir un tercio de su forestación.

Con los números del déficit en mano la municipalidad lanzó un ambicioso plan de reforestación con el que mientras por un lado buscan implantar 13.000 nuevos árboles, también planean incorporar diversas especies de forma tal de evitar el impacto de plagas y generar un nuevo impacto visual diferente.

El parque fue creado en 1972 como parte de un programa del Banco Mundial ya que, con una superficie inicial de 96 hectáreas, estaba destinado a frenar el deterioro de la barda y los aluviones que se creaban por avenida Argentina, la primera cuenca pluvioaluvional de la ciudad.

Con el paso de las décadas el parque sufrió los efectos del tiempo en su sistema de riego y distribución del agua, por el cual, hasta un reciente cambio, perdió la mitad de su superficie.

“En las 47 hectáreas del parque estimamos que tenemos un déficit de 30.000 árboles, por lo que a lo que ya reforestamos el año pasado, estamos sumando ahora un gran y ambicioso plan para plantar 13.000 árboles”, aseguró el director de Espacios Verdes del municipio, Pablo Canziani.

Los trabajos se realizan por sectores, procediendo primero a la puesta a punto del riego, luego al retiro de las plantas secas y finalmente la colocación de las nuevas especies. “Ya compramos a Corfone 9.000 pinos y 4.000 árboles de especies como fresno americano, aguaribay, álamos y arces, para que el parque no sea tan monótono”, detalló el funcionario.

La incorporación de esas nuevas especies permitirá además que el suelo del parque sume nutrientes en el otoño, pues estas variedades, a diferencia de los pinos que caracterizan el sector, pierden sus hojas.

“Esperamos llegar con la mayor cantidad de nuevas plantas para la primavera, ya colocamos 3.800, pero también tenemos algunas preparadas para poder ser plantadas en los meses que siguen hasta fin de año”, aseguró Canziani.

El titular de Espacios Verdes explicó que “ya hay sectores donde puede verse la nueva vegetación que ha crecido muy rápido y que da una imagen distinta a lo que son los pinos”.

Es que a diferencia del objetivo con el que el parque fue implantado, cuando el sector era una barda árida y desolada, hoy Parque Norte se ha convertido en un centro de atracción para la práctica de deportes al aire libre y el esparcimiento en general.

“Ahora el destino del parque no es solo evitar el desmoronamiento de la barda sino también colaborar con un espacio de recreación en donde diariamente van miles de vecinos”, indicó.

A fines de 2011 la municipalidad inauguró el nuevo sistema de riego del parque que tuvo un costo cercano a los dos millones de pesos y que permitió incrementar considerablemente los tiempos de regado.

También sufrió la reducción de su superficie, que quedó limitada a las 47 hectáreas. El paseo fue creado por programa del Banco Mundial.

Los números del

paseo neuquino

96 hectáreas tenía el predio al momento de su creación, en 1976, lo que significa que perdió casi la mitad de su superficie original.

30.000 árboles son los que se estiman están faltando en el sector.

70.000 plantas, entre ellas pinos y eucaliptos, conserva el sector, ubicado en un estratégico punto de la ciudad.

Datos

También sufrió la reducción de su superficie, que quedó limitada a las 47 hectáreas. El paseo fue creado por programa del Banco Mundial.

Comentarios


El Parque Norte perdió una tercera parte de su arbolado