El peronismo rionegrino terminará el año electoral con varias expulsiones

Soria adelantó que luego de los comicios nacionales y municipales habrá procesos disciplinarios para el senador Pichetto y otros dirigentes. "No está mal que un peronista critique a otro peronista. El problema es cuando te pasas al otro bando" opinó.



Soria dijo también que "el invento de la boleta corta del gobernador confundió y no funcionó. (Foto: Archivo)

El Partido Justicialista rionegrino no dejará pasar mucho tiempo después de las elecciones de octubre para revisar la conducta de los dirigentes que este año formaron parte de listas opositoras al Frente de Todos. Y en las últimas horas se confirmó que en el camino a la expulsión no estará solo el senador Miguel Pichetto.

“Soy un convencido de que antes de fin de año el partido debe tomar una decisión, con sanciones no sólo para Pichetto sino para varios más”, aseguró el presidente del partido en la provincia, Martín Soria.

El intendente de Roca y candidato a diputado nacional marcó una clara línea divisoria entre las diferencias políticas, ideológicas y las acciones directas en contra del peronismo. “No está mal que un peronista critique a otro peronista. El problema es cuando te pasás al otro bando. Pichetto se pasó a las antípodas de nuestra boleta”, sostuvo el mandatario en diálogo con el programa radial de “Río Negro”.

Soria habló de esos referentes que abandonaron el proyecto liderado por el PJ como “los microbios” a los que hacía referencia el general Perón. Cuando se le preguntó por los plazos para ese proceso disciplinario, dijo que ahora no es el momento.

“Estamos en el medio de procesos municipales, tenemos las generales de octubre… No sería bueno mezclar los sentimientos de la mayoría de los peronistas de Río Negro con las elecciones”, opinó.

Por eso anticipó la convocatoria al Congreso del partido hacia fin de año, con el objetivo de sacar conclusiones sobre el 2019 electoral y reorganizar las filas internas de cara al nuevo escenario político e institucional del país y de la provincia.


"Irresponsables"

La distancia entre Soria y Pichetto fue creciendo durante los últimos meses y la candidatura del senador a vicepresidente, acompañando al presidente Mauricio Macri, terminó por bloquear el camino que alguna vez compartieron.

Pero la semana pasada una imagen profundizó esa grieta. Elisa Carrio volvió a burlarse de la muerte de Carlos Soria en la reunión de gabinete ampliado que se hizo en el CCK.

Aunque incómodo, Pichetto sonrió ante las palabras de la diputada y ese gesto caló en el principal despacho del municipio de Roca más hondo que cualquier defensa del senador a las políticas del gobierno nacional.

“Duelen las palabras de Lilita hacia mi padre, hacia mi familia. Duelen porque mi viejo, el Gringo Soria, le tenía un gran cariño a ella. Duele ver las risas de ese auditorio lleno de irresponsables que están hundiendo a la Argentina y festejan una tragedia familiar”, dijo el intendente.


Comentarios


El peronismo rionegrino terminará el año electoral con varias expulsiones