"El potencial de la construcción para crecer es muy importante", dijo el CEO de Holcim

El directivo estimó que la industria está hoy en niveles prepandemia. La inversión concretada semanas atrás por la empresa permitirá que Holcim cuente con un nuevo horno y un molino vertical de última generación, y con un centro de despacho de 3.000 metros cuadrados y una capacidad aproximada de 120.000 bolsas por día.

El director ejecutivo de la productora de cemento Holcim, Christian Dedeu, afirmó que la industria de la construcción "se encuentra en niveles prepandemia", y aseguró que "el potencial para crecer es muy importante".

"Desde 2018 la construcción venía, lentamente, pero cayendo. Con la cuarentena, la caída fue más abrupta", señaló Dedeu a Télam, al tiempo que indicó que "este año se estabilizó a niveles prepandemia y el potencial para crecer es muy importante".

El ejecutivo de la firma que hace poco inauguró una línea integral de producción de cemento en la planta de la localidad cordobesa de Malagueño, en el marco de su 90 aniversario y con una inversión de US$ 120 millones, destacó la importancia de medidas adoptadas por el Gobierno, como el Procrear, el blanqueo para la construcción y el plan de 1.000 obras públicas para este año.

Christian Dedeu, director ejecutivo de Holcim.

Los siguientes son los principales tramos de la entrevista con Télam:

-P: ¿Por qué decidieron invertir en este momento?

-R: Terminamos de plasmar la inversión que comenzó en 2018. La razón es que por un lado la Argentina a nivel de construcción tiene un montón de potencial tanto en términos residenciales, por el déficit habitacional que existe, como a nivel de infraestructura. El potencial para crecer es muy importante en este país. Y queremos poder acompañar este crecimiento en la construcción. La otra cuestión clave es que nosotros en época de alta demanda teníamos que importar clinker, que es la materia prima para nuestra planta de Campana. Y con esta inversión solucionamos esto. Queremos seguir creciendo en el mercado argentino. Y para eso necesitamos tener mayor oferta y capacidad productiva más grande. Esas son las razones principales de la inversión.

- P: ¿Cuál es la situación de la industria de la construcción?

- R: Desde 2018 la construcción venía, lentamente pero cayendo. Con la cuarentena, la caída fue más abrupta. En el caso de la industria del cemento llegó a caer 55% en abril de 2020. A partir de agosto y setiembre del año pasado hubo un repunte bastante pronunciado hasta octubre, con picos de demanda producto de la construcción privada, residencial, de gente que producto de la cuarentena empezó a ver que necesitaba arreglos y a invertir en las casas. Y después hubo acompañamiento de la construcción privada, por la volatilidad del dólar, y porque mucha gente utiliza el ladrillo como refugio de valor. Hubo un pico al final del año pasado que este año se estabilizó a niveles parecidos a 2019, es decir, prepandemia.

Holcim, presente en las grandes obras.

- P: ¿Cómo evalúa el manejo que hace el Gobierno del momento actual de pandemia?

- R: No es un desafío fácil para este país ni para ningún otro. Una de las cuestiones que pudieron ser mejorables fueron los cronogramas de vacunación que se retrasaron y que nos pegó a nivel país porque entramos en la época en que crecen los contagios. En lo económico afecta; la vida es lo primero, pero son difíciles estos parates porque afectan. Todavía no hay efectos en la demanda de cemento este año, como ocurrió el año pasado. Pero la clave va a estar en el proceso de vacunación.

- P: ¿Qué expectativas hay en el sector de la construcción para este año?

- R: Previo a esta segunda ola la expectativa era muy buena, con la inversión y la construcción privadas moviéndose activamente. Con algunas reglamentaciones como el blanqueo para la construcción, que podían apalancar, y un buen programa de obra pública que todavía no se ve en los números porque desde los anuncios hasta que se comienzan a consumir los productos hay un tiempo. Pero había mucha expectativa positiva para este año para la construcción.

Ahora con la llegada de la segunda ola, mucho de eso está sujeto al tema de salud. No sólo por la cuarentena, sino porque la expansión de contagios en las plantas afecta la cuestión productiva. Hay que aislar turnos completos en las plantas por gente que se contagia. Pega en lo productivo pero también en la demanda de construcción, porque si hay contagios se paran las obras. Todo esto termina afectando a la actividad de la construcción. En definitiva, el tema de salud es el principal indicador para ver si las expectativas que teníamos de la construcción a principios de año se terminan de cumplir.

- P: ¿Qué repercusión tiene para el sector el plan de 1.000 obras del Gobierno para este año?

- R: A nivel de presupuesto y lo que se había previsto, es importante, tiene buen impacto. En Argentina sin embargo la obra privada es el 70% de la construcción, la obra pública no tiene tanto peso. Pero por supuesto que ayuda y mucho en momentos complicados. Vemos con mucha expectativa las obras anunciadas, aunque todavía no estamos viendo la puesta en marcha de las obras grandes.

- P: ¿Cómo analiza el blanqueo para la construcción que se puso en marcha?

- R: Es positivo todo lo que sean herramientas que dinamicen la construcción que es un motor clave. Contribuyen pero, igual que con la obra pública, todavía no se ve tan claramente el impacto. Pero sin dudas que es algo positivo.

- P: ¿Y el Procrear?

- R: El Procrear te diría que, de la misma manera, es muy positivo pero todavía no es un impacto importante cuando uno ve los números consolidados de la construcción. Pero es una buena herramienta no sólo a nivel de economía, sino también de dar una solución a las personas que necesitan viviendas dignas. Atado a la cuestión del déficit habitacional, es necesario y fundamental apalancar estos programas.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


«El potencial de la construcción para crecer es muy importante», dijo el CEO de Holcim