El primer vehículo eléctrico convertido en Bariloche

El dueño es el responsable de una empresa de energías renovables. Además, fue el primer usuario residencial UGER en Río Negro. Contó que el rodado mejoró su autonomía y potencia.





Transición energética, cambio climático y movilidad sustentable son conceptos que, hace rato, ganaron espacios en el mundo de la energía y en la agenda mundial por la imperiosa necesidad de modificar la matriz energética. Si bien es una industria incipiente y lejos del acceso a la masividad por los altos costos, son muchos los usuarios que marcan tendencia en el sector.

Es el caso Leandro Súarez, dueño de la empresa familiar Convertec Energías Renovables con sede en Bariloche. El empresario es el primer, y único, barilochense en convertir un utilitario con motor a combustión a uno eléctrico. Es un Volkswagen Kombi Pick-up de 1981 que tiene hasta 150 kilómetros de autonomía.

El vehículo, para uso doméstico, se recarga con baterías que Suárez tiene en el local comercial y en su vivienda particular. Explicó que con una carga de cuatro horas es suficiente para el uso de la Kombi durante una semana. Explicó que con el cambio el vehículo tiene más autonomía y mayor potencia.

“La conversión es muy sencilla, además el auto te queda muy potente y con gran autonomía. Por eso hay mucha gente que está interesada en hacer el proceso. Además se pueden recuperar autos viejos que tenían un montón de problemas y con un motor eléctrico, y de forma sencilla, te queda un autazo. Por ejemplo mi Kombi quedó mucho más potente que con el motor original”, explicó.

Dato

2.000.000
de pesos es el costo del motor eléctrico. Hay que sumarle el valor de la mano de obra.

El empresario detalló que administrativamente hay que dar de baja el motor en desuso en el Registro del Automotor, colocar el eléctrico y asentarlo con el número de serie. La transformación del rodado comenzó en 2019.

Explicó que todo el kit tiene un costo de 2 millones de pesos con baterías de litio que son las más caras, pero que tienen mejor rendimiento. Suárez contó que si bien la transformación “fue un gusto personal” hace 20 años que está al frente de la empresa familiar que se encarga principalmente de instalar sistemas de energía renovable. I

Se pueden recuperar autos viejos que tienen un montón de problemas y con un motor eléctrico te queda un autazo”.

Leandro Súarez, empresario

ncluso, fue el primer usuario UGER en la provincial, en 2018. Es decir que cuenta con una conexión bidereccional que le permite inyectar el excedente de energía limpia que no se consume a la red interconecada.

Suárez relató que todavía el escenario nacional para la movilidad eléctrica es reducido e “incipiente” y opinó que la clave para una revolución en ese sentido es la inclusión del transporte público.

“Imaginate si todos los colectivos fueran eléctricos; la contaminación, el ruido, el consumo, serían otro. Chile por ejemplo tiene la mayoría de los colectivos urbanos con este sistema. Por ahí hay que arrancar. Es a lo que se apunta mundialmente”, contó.


Comentarios


Seguí Leyendo

El primer vehículo eléctrico convertido en Bariloche