El PRO buscó unificar a todos sus aliados

Hay partidos provinciales que no están dispuestos a perder su identidad

BUENOS AIRES (ABA) . - Unificar a los representantes de centro del interior del país, tras el liderazgo "excluyente" de Mauricio Macri, fue la premisa central del evento que reunió ayer a dirigentes macristas de todo el país.

Desde las primeras horas numerosos exponentes del Propuesta Republicana (PRO) y sus aliados comenzaron a llegar al hotel Argentina Power.

Aunque fue anunciado como encuentro de dirigentes, el mismo tuvo un carácter eminentemente político. La clausura del acto estaba prevista para las siete de la tarde de parte del propio jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

"Las legislativas del 2009 son importantes, pero nos vamos a concentrar en los distritos más importantes donde hay una estructura consolidada (como Capital Federal, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y provincia de Buenos Aires) con los candidatos más fuertes, y hasta es probable que en algunas provincias no compitamos... La mira está puesta en Macri presidente 2011", reconoció a "Río Negro" el vicepresidente del bloque PRO en la Legislatura y titular del Partido Federal, Martín Borrelli.

El mismo negó que sea una postura mayoritaria la que un matutino atribuyó al diputado nacional Julián Obiglio en el sentido de la puesta en marcha para absorber a los partidos del interior bajo el sello PRO.

"No importa tanto el nombre de los partidos como contar con hombres y mujeres representativos en sus localidades, además la idea es recoger adherentes no sólo desde la centroderecha, sino también del peronismo", expresó una fuente consultada por este diario en la escalinata del hotel.

Además, partidos fuertes como el Demócrata de Mendoza no estarían dispuestos a perder su identidad.

"El 90% de nuestra fuerza respalda la conducción de Macri y eso se va a convalidar en el próximo congreso partidario en la provincia", expresó el demócrata cuyano Omar Demarchi.

La prensa tuvo el acceso restringido a la reunión, lo que llamó la atención dada la publicidad que se le dio a la misma.

En la provincia de Buenos Aires existe una puja por el liderazgo entre quienes compartieron el binomio en la última elección: Francisco De Narváez, diputado nacional por un lado, y el legislador bonaerense Jorge Macri (primo de Mauricio) del otro lado del ring.

Curiosamente, muchos de los que respaldaron a Ricardo López Murphy en las elecciones del año pasado, como Sergio Nahabetian (uno de quienes, -como Esteban Bullrich- se quedó con el partido Recrear, fundado por Murphy) hoy están cerca de quien fue su rival, el empresario De Narváez.


Comentarios


El PRO buscó unificar a todos sus aliados