“El problema territorial es mucho más amplio que el conflicto en Villa Mascardi”

Así lo planteó Orlando Carriqueo, que integra la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro. "Vamos a resistir cualquier intento de desalojo de las comunidades porque no tenemos otra opción", afirmó.





El conflicto por la ocupación de tierras en Villa Mascardi comenzó en noviembte de 2017. (Foto Archivo)

El conflicto por la ocupación de tierras en Villa Mascardi comenzó en noviembte de 2017. (Foto Archivo)

“El problema territorial es mucho más amplio que el conflicto de la comunidad Lof Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi”, sostiene Orlando Carriqueo, que integra la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro.

“Nosotros vamos a resistir cualquier intento de desalojo de las comunidades porque no tenemos otra opción”, sostuvo. Y mencionó el caso de la comunidad mapuche Buenuleo, que está en conflicto con privados por tierras en el cerro Ventana. Sostuvo que la Corte Suprema resolvió en 60 días que la competencia para resolver la causa era de la justicia rionegrina.

“Me genera expectativa de resolver los conflictos a través del diálogo, como se propone desde Nación”, aseguró. Carriqueo dijo que los reclamos por tierras de las comunidades no prosperan en la justicia. “Como no hay título de propiedad parece que no existimos”, observó.

Respecto a la falta de personería jurídica de la comunidad Lafken Winkul Mapu, Carriqueo aclaró que existe “la autodeterminación de los pueblos”.No es una condición tener personería jurídica para ser comunidad. Hay comunidades con personería y otras que no les interesa”, explicó.

Recordó que esa concepción de la autodeterminación “forma parte del derecho internacional y está en el Convenio 169 de la OIT que tiene rango constitucional en Argentina”.

Comentó que cuando se habla de la preexistencia de las comunidades indígenas en la Constitución Nacional es porque se reconoce que estaban “antes de la conformación del Estado argentino”. Por eso, insistió que los problemas territoriales no son de hace 3 años “vienen desde hace más de cien años” tras la conquista del Desierto.

Recordó que hay legislación vigente en Río Negro que garantiza tierras comunitarias aptas y sustentables para las comunidades, pero no se aplica. Tampoco el desarrollo que se pregona desde los organismos.

Orlando Carriqueo, miembro de la Coordinadora del Parlamento Mapuche Tehuelche de Río Negro. (foto gentileza)

A modo de ejemplo, mencionó el Codeci en Río Negro. “Se llama Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas y tenemos un presupuesto asignado de 52 mil pesos por mes. ¿Qué desarrollo podés hacer con eso?”, preguntó.

“Hay que deconstruir la historia para que el debate sea social”, sostuvo Carriqueo. “El problema del territorio no se puede resolver a los tiros, no lo vamos a resolver matando a una comunidad”, planteó.

Y advirtió que los ciudadanos de Bariloche o de la Patagonia no reclaman de la misma manera cuando hay privados de por medio. Señaló los casos de Benetton, que tienen miles de hectáreas o Lewis, que “tiene el lago Escondido e impide el acceso público”.

Sostuvo que ahora “hay un príncipe catarí que compró tierras y la custodia con gente armada y ahí nadie reclama”. “Entonces acá se pide desalojo, violencia, cuando una comunidad recupera 20 o 30 hectáreas, pero nadie dice nada cuando millonarios se quedan con miles de hectáreas”, advirtió. Y describió que hay una gran diferencia. Para las comunidades, las tierras comunitarias no tienen ningún valor inmobiliario, que es lo que les interesa a otros sectores de la sociedad.

Recordó que la ciudad de Bariloche se levantó sobre tierras que eran mapuches. “La Pampa de Huenuleo era tierra mapuche”, afirmó. En esas tierras germinaron decenas de barrios. “Hay una deuda histórica de la comunidad de Bariloche con las comunidades mapuches”, opinó Carriqueo.

“El problema de fondo es la tierra que es una necesidad para las comunidades”, destacó. “Si seguimos haciendo foco en la comunidad Lafken Winkul Mapu nos perdemos todo un proceso”, evaluó.

“¿No tenemos derecho a la tierra las comunidades?”, preguntó. Por eso, consideró que los conflictos territoriales en el país “se van a resolver” cuando entreguen la tierra. “Si el Estado devuelve tierras aptas y sustentables termina el problema”, aseguró Carriqueo.


Comentarios


“El problema territorial es mucho más amplio que el conflicto en Villa Mascardi”