El puñado de playas que abrazan a Neuquén

Las costas del Limay en distintos tramos, dos lagos artificiales a solo una hora de Neuquén capital y un dique cercano generan una gran oportunidad para pasar un día en la naturaleza, abstraídos de la ciudad y sin viajar demasiado.





Lago Mari Menuco. Foto gentileza Marcelo Noáin

Lago Mari Menuco. Foto gentileza Marcelo Noáin

Arroyito

Ubicada a 50 km de la ciudad de Neuquén, la pequeña localidad de Arroyito ofrece el calmo brazo del río Limay, para refrescarse y disfrutar del sol. Para llegar hay que tomar la ruta 22 con sentido hacia Plottier, pasar Senillosa y la próxima localidad, sobre la ruta 22 es Arroyito.

Allí el río Limay tiene espacios cercanos a la orilla ideales para la familia y para que los niños jueguen libres. Hacia el este se encuentran pequeños brazos del río para refrescarse y relajarse.

La vegetación en la zona del río no abunda, por eso habrá que llevar sombrilla. Deben tener en cuenta que en cercanías al río no hay mercados y hay que comprar en la zona urbana, antes de llegar.

China Muerta

Se propone como una pequeña localidad en la que reinan la tranquilidad y la naturaleza. Ubicada a 25 km de Neuquén capital, para llegar se debe tomar la ruta 22 con dirección a Senillosa. A 100 metros del rulo de la autovía Norte, en el lado izquierdo se encuentra el acceso, justo al lado de una garita de colectivo. Desde el acceso hasta el río Limay hay 3 km. Lo primero que encontrará, si va un sábado, es la feria de productores y artesanos que ofrece comidas, productos naturales y shows de música en vivo.

En China Muerta la vegetación es abundante y el río tranquilo.

En el camino recto hacia el río hay un bar cervecero montado en un colectivo antiguo que ofrece música, cerveza artesanal y comidas. La zona de la orilla del río posee una abundante vegetación con árboles que protegen del sol. Tiene un amplio espacio para las reposeras y para estacionar el auto. Además, hay camping pagos que ofrecen espacios verdes y parrillas.

La clave es llegar temprano para elegir el mejor lugar, porque cuando se trata de disfrutar, China Muerta es el secreto que ya no pueden guardar los amantes del río.

La Herradura

La Herradura es un barrio inmerso en la naturaleza, pero su patio trasero tiene el río Limay y una amplia playa. Para llegar se debe tomar la ruta 22, salir de la ciudad de Neuquén, la calle Río Colorado la separa de Plottier. Ahí doblar a la izquierda en el primer semáforo.

Detrás del barrio La Herradura las playas tienen gran belleza.

A partir del cruce empieza un camino serpenteante de tierra, dónde se deben aprovechar los mercados para abastecerse ya que en cercanías al río solo hay un bar de jugos naturales y cerveza artesanal. Hay sauces llorones, pero no abundan. En el caso de ir con niños hay que tener precaución con la correntada que es más fuerte que en otros lugares.

Los Barreales

Un lago rodeado de arena se propone como una escapada ideal para alejarse de la ciudad y disfrutar en una playa. Para llegar se debe tomar la ruta 7, pasar Centenario y empalmar con la ruta 51, avanzar 50 km más hasta un cartel que dice “Gerencia Sierra Colorada” de YPF.

En lago Barreales siempre hay que llevar algo que dé sombra.

Una vez que se toma el acceso, hay 2 km de ripio que se puede transitar sin problemas en auto. La gente aprovecha a llegar temprano a pasar el día y vuelve al atardecer.

Se puede nadar en libertad, ya que no hay correntada y muchos realizan deportes extremos con lanchas, semirrígidos o motos de agua. El punto en contra es que no hay sombra y no se ofrece ningún servicio.

Mari Menuco

El lago Mari Menuco se encuentra al lado del lago Los Barreales, por esta razón el camino para llegar es el mismo. El lugar no posee servicios ni mercados, hay que ir equipados con sombrillas, bebidas y reposeras. La gente aprovecha para relajarse tomando sol o jugando algún deporte de playa.

Dique Ballester

Luego de dos meses de inhabilitación del tránsito en el puente del Dique Ballester, ahora se encuentra listo para recibir a los que llegan en busca de un chapuzón. Allí pueden bañarse, disfrutar del aire libre y compartir algún picnic bajo el sol.

Después de un tiempo con el puente cortado, se puede ir a pasar el día cerca del Dique Ballester.

El río Neuquén llega con fuerza a las compuertas del dique, por esta razón hay que tener mucha precaución para elegir el lugar para bañarse. No deben hacerlo en cercanías a las compuertas, ni tirarse desde arriba del dique. Además, el lugar no cuenta con guardavidas por eso se debe extremar la precaución.

Como el Dique Ballester es el encuentro entre las localidades de Barda del Medio y Vista Alegre, los servicios se dividen. Del lado de Vista Alegre hay restaurantes y confiterías y del lado de Barda del Medio, las casas de familias ofrecen agua para el mate, torta fritas y helados. También hay parrillas con mesas para comer un asado.

Balsa de las Perlas

En esta pequeña localidad, su nombre quedó marcado por su pasado, cuando se llegaba únicamente con una balsa. Si bien pertenece a Cipolletti, está ubicado a 11 km de la capital neuquina. Para llegar se debe ir por el barrio Valentina Sur y tomar la calle Esquel hasta empalmar con Futaleufú. Cuando se llega a una curva está el puente para cruzar.

Balsa Las Perlas pertenece a Cipolletti, está a 11 km de Neuquén.

Sus orillas no tienen saltos ni espacios reducidos, cada lugar es ideal para refrescarse ya sea del lado del río Negro o del lado norte, en el río Limay. Al ser una localidad conformada, las despensas y kioscos abundan. Además hay una feria de productores que ofrece sus productos. La corriente del río Negro es calma , pero la ausencia de guardavidas provoca que se deban tomar precaución.


Comentarios


El puñado de playas que abrazan a Neuquén