El reclamo de una deuda a tres clubes expuso el desmanejo de la Federación de básquet





El básquet esta parado desde marzo pero la Federación de Río Negro tiene más trabajo que nunca.

El básquet esta parado desde marzo pero la Federación de Río Negro tiene más trabajo que nunca.

El reclamo de una deuda por parte de tres clubes rionegrinos hacia la CABB abrió un nuevo capítulo en la intervención de la Federación de Básquet de Río Negro. Una de las principales razones en la que la IGJ se basó para remover a Jorge Carrasco como su presidente y designar a Juan Cruz Montoto, presidente de Atenas de Patagones como su interventor, fue la complicada situación económica.

Entre los principales problemas de la institución rionegrina está la falta de la aprobación de las memorias y balances de 2017/18, 2018/19 y 2019/20, y una deuda de la institución provincial ante la CABB mayor a trescientos mil pesos.

Parte de esa plata correspondía al pago de los pases federativos de los jugadores que formaron parte de los elencos rionegrinos en el último Torneo Federal: Cinco Saltos, Sol de Mayo y Cipolletti.

Cuando un club contrata a un jugador debe abonar un arancel que se divide entre las federaciones que intervienen en la transacción y la Confederación. En la última semana, los clubes fueron intimados para regularizar su situación ya que el pago no figuraba.

El reclamo sorprendió a los dirigentes rionegrinos y expuso la desprolijidad administrativa de la gestión anterior, ya que los depósitos fueron realizados a cuentas corrientes a nombre de Jorge Carrasco.

“Eran pases que nosotros le pagamos a la Federación y tengo entendido que esos valores nunca llegaron a la CABB”,

Explicó Rony Speciale, de Sol de Mayo.

“Nos intimaron a abonar una supuesta deuda que ya habíamos pagado en tiempo y forma, antes del inicio del campeonato. Lo que nos pidieron fue mostrar los comprobantes de las transferencias”, explicó Gonzalo Romero, miembro de la subcomisión de básquet del Albinegro.

En el mismo sentido, Rony Speciale, directivo de Sol de Mayo, agregó: “Eran pases que nosotros le pagamos a la Federación y tengo entendido que esos valores nunca llegaron a la CABB”.

Según explicaron los dirigentes, los pagos se realizaron a una cuenta corriente a nombre de Jorge Carrasco, ya que la FBRN no tiene una cuenta bancaria a su nombre.

“Entiendo que administrativamente no era lo correcto, pero siempre se hizo así. Faltó compromiso por parte de la dirigencia rionegrina”,

enfatizó Darío Larramendy de Cinco Saltos.

“Es la misma cuenta a la que hace años depositamos. Allí no solo transferimos los pases sino que también pagamos las inscripciones a torneos y cualquier trámite, y nunca tuvimos problemas. Es una cuenta personal porque la Federación nunca tuvo una. Entiendo que administrativamente no era lo correcto, pero siempre se hizo así. Faltó compromiso por parte de la dirigencia rionegrina”, enfatizó Darío Larramendy de Cinco Saltos, uno de los dirigentes de más experiencia en el básquet del Alto Valle.

Consultado sobre la intervención, Larramendy agregó: “Carrasco trabajó muchos años en la Federación pero no toda la culpa es de él. Los clubes y las asociaciones lo permitimos, muchas veces buscó alternativas para la presidencia y nadie quiso agarrar. Igual esta claro que administrativa y financieramente fue muy desprolijo y por eso se llegó a esta situación”.

El dato

33.450
Fue el valor que Cipolletti depositó por los pases de cuatro jugadores. Cinco Saltos, en tanto, abonó $25.000.

Este nuevo inconveniente generó mayores complicaciones para Montoto, quien luego de tres semanas como interventor todavía no recibió los documentos necesarios para iniciar su gestión.

“Todavía no pude tomar posesión del libro de actas, de los balances ni de la documentación de la Federación porque el presidente anterior sigue sin entregarlos, por lo que hay un montón de temas en los que no podemos avanzar. También necesitamos esa información para explicar a los clubes porque fueron intimados y en las últimas horas un hotel de Viedma reclama una deuda superior a tres cientos mil pesos”, detalló el interventor.

La incógnita sobre lo ocurrido por la supuesta deuda de los clubes rionegrinos ante la CABB abrió un nuevo frente de batalla en la búsqueda de la regularización del básquet de Río Negro. Ante esa situación, Montoto avisó: “ya se le envió una carta documento a Carrasco para que colabore con la información y estamos evaluando iniciar acciones judiciales”.


Comentarios


El reclamo de una deuda a tres clubes expuso el desmanejo de la Federación de básquet