El rescate más asombroso



#

Darlene pasa las fotos de su rescate para que las vean parientes y vecinos(Foto: AP )

TESTIMONIO

HAITÍ.- Con una sonrisa en el rostro, la niña que asoma su cabeza por la puerta de la casa de su abuela es el vivo reflejo de la capacidad del ser humano de superar la adversidad, alguien cuya mera existencia desafía la ley de las probabilidades. Hace un año, Darlene Etienne estaba enterrada bajo una montaña de cemento y hierros retorcidos. A su alrededor, la ciudad de Puerto Príncipe yacía en ruinas. Familiares y personal de rescate buscaban sobrevivientes entre los escombros, pero ya casi habían perdido toda esperanza de encontrar a alguien donde estaba ella. Hasta que el 27 de enero, 15 días después del terremoto, se escuchó una voz tenue entre los escombros. Un equipo francés comenzó a excavar ante la mirada atónita de cientos de personas. Darlene estaba cubierta por un polvo blanco. Parecía un fantasma, con la mirada perdida. La muchacha es hoy una joven de 17 años de aspecto saludable, que vive con familiares en la localidad rural de Artibonite, a unas tres horas de auto de la capital. Periodistas de AP le hicieron una sorpresiva visita y encontraron una joven alegre, que no olvida el drama por el que pasó. Recuerda cómo pedía ayuda a gritos y que no era escuchada por el estruendo de la maquinaria usada en las tareas de rescate. “Oía a la gente que pasaba y pensaba que me iban a rescatar –expresó en una entrevista–. Pero seguían de largo”. Fue un rescate sensacional, que provocó tanto asombro como escepticismo. Los rescatistas franceses y los médicos, no obstante, creen que estuvo enterrada entre los escombros todo el tiempo. Darlene asiste a la escuela en Marchand Dessaline, una localidad rodeada de plantaciones de arroz. Su madre, Kerline Dorcant, agradeció a Dios el que su hija haya sobrevivido y espera que la niña pueda de algún modo labrarse un futuro en el extranjero, donde hay muchas más oportunidades que las que ofrece este pueblo rural de Haití. (AP)


Comentarios


El rescate más asombroso