El riesgo de sangre es real en Venezuela



La carta destacada

Lo sabemos pero monseñor Ubaldo Santana, arzobispo de Maracaibo (Venezuela), lo narró, en un acto organizado por la Cátedra de América Latina de la Universidad de Comillas, con palabras emocionadas, en primera persona. Explicó que el Vaticano ha sido facilitador pero no mediador, que el proceso no ha sido siempre bien interpretado y que hay que seguir avanzando por el camino del diálogo.

Y aquí hay que destacar una de las notas más sentidas de su intervención: la discrepancia está instalada en el seno del pueblo venezolano. Hasta tal punto, indicó, que si no se camina hacia el encuentro cívico, el riesgo de sangre es real.

Ahora mismo en Venezuela incluso el pobre se aprovecha del pobre, y las distintas tendencias que luchan social y políticamente están enredadas. Queda la Iglesia. Y queda, entre otras muchas cosas, para facilitar el encuentro entre venezolanos. La unidad no puede seguir siendo un espejismo.

Valentín Abelenda Carrillo

DNI 40.285.832

Alberto Félix Suertegaray

DNI 14.169.481


Comentarios


El riesgo de sangre es real en Venezuela