El Science Film Festival abraza la ecología

Un encuentro virtual que acerca filmes que apuntan a una vida sostenible





Miryam Gorban, referente de la soberanía alimentaria, dará una charla en el festival.

Miryam Gorban, referente de la soberanía alimentaria, dará una charla en el festival.

El Science Film Festival Abrazar la Ecología comienza este miércoles de forma online y gratuita, con filmes y talleres con el foco puesto en el impacto ambiental que tienen las actividades de la vida cotidiana y los cambios a realizar en pos de la sustentabilidad.


"No se van a revisar los modelos de producción dañinos ni se van a sancionar y ejecutar políticas regulatorias; los actores macro no van a modificar su comportamiento si nosotros, la sociedad civil, no examinamos y comenzamos a cambiar los hábitos cotidianos", dijo a Télam la curadora de programación Cultural del Goethe-Institut, cargo de concepto y coordinación de festival, Inge Stache.
Como una iniciativa del Gothe-Institut, el Science Film Festival nació en 2004 en Tailandia y se expandió por todo el sudeste asiático, Medio Oriente y África y, luego de alcanzar más de un millón de espectadores, sumó a América Latina, con un total de nueve países para esta edición en pandemia.
"El streaming era un formato poco explorado y resistido por la mayoría de los realizadores, pero gracias a la larga trayectoria del festival se pudo lograr la autorización para las proyecciones virtuales gratuitas. Además el nuevo hábito de la hiperconectividad nos brindó la posibilidad de abrir la propuesta a todo el país e incluso a la región", indicó.
Así, el festival cuenta con materiales didácticos para que las y los docentes puedan trabajar con sus estudiantes, como también con charlas con Miryam Gorban referente de la soberanía alimentaria; la activista María Cecilia Quaglino; el secretario de Cambio Climático Rodrigo Rodríguez Tornquist, la coordinadora nacional de la Unión de Trabajadorxs de la Tierra, Rosalía Pellegrini, y el abogado ambientalista Enrique Viale.

P- ¿Cuál creen que es el aporte para concientizar hacia una vida sustentable?
R- Estamos convencidos que la inmensa mayoría de nuestro público conoce la situación crítica en la que se encuentra nuestro planeta debido a la explotación indiscriminada e ilimitada de los recursos. Lo que resulta difícil es asumir en consecuencia nuevos hábitos individuales y comunitarios. Comprender que el derroche, el tener más, no es sinónimo de bienestar. Por eso buscamos fomentar la reflexión acerca de las ventajas, de lo satisfactorio y hasta placentero que puede ser asumir y abrazar este nuevo paradigma.

P- ¿Lo organizaron con preocupación por el presente y futuro o con la esperanza de revertir la situación?
R- La preocupación convive con la esperanza. Revertir la situación requiere de acciones en todos los campos de la vida y desde los lugares más diversos que ocupa cada uno. Tenemos la esperanza de que nuestra propuesta produzca en algunas personas el deseo de abrazar la ecología, de abrazar la vida y de ponerse en marcha.

P- Teniendo en cuenta el horizonte pedagógico que persigue, qué le podemos enseñar nosotros, los adultos, a los chicos sobre medioambiente, teniendo en cuenta que como generación fuimos, justamente, los que llevamos el mundo a esta situación?
R- Es cierto que la aspiración generalizada del progreso conllevó y conlleva al deterioro de nuestro clima, nuestros suelos, la contaminación del agua y del aire. Esto queda muy bien retratado en el documental "Punto de inflexión: Una contra-historia del progreso", de Jean-Robert Viallet.

Tenemos la esperanza de que nuestra propuesta produzca en algunas personas el deseo de abrazar la ecología, de abrazar la vida y de ponerse en marcha".

Inge Stache

Pero cada vez somos más los y las jóvenes y no tan jóvenes que nos damos cuenta que estamos pasando un límite y deseamos cambiar algo. No da lo mismo tirar una lata de gaseosa por la ventanilla del auto o depositarla en un cesto para reciclables. O preparar una comida o un jugo caseros en lugar de celebrar una visita a un lugar de comidas rápidas. Comprar juguetes de plástico o de madera. Elegimos con cada acción cotidiana qué ejemplo le damos a nuestros hijos e hijas. Y ellas/ellos comprenden y se entusiasman con mucha facilidad. Incluso muchas veces son ellos y ellas que llevan el reclamo de cuidar el medio ambiente a sus casas.

P- ¿Cuál fue el criterio de selección de los filmes?
R- Entre las 110 películas recibidas que en su mayoría fueron producidos por canales de televisión, priorizamos aquellas que tengan una dirección artística lograda; también fue importante que las películas no se quedaran en la mera denuncia, que se basaran en una investigación seria y exhaustiva, como por ejemplo "Las semillas de la ganancia", y que las propuestas para los y las más jóvenes estimulen la curiosidad y dejen lugar para la experimentación como lo hace "Adiós al plástico – ¿Es posible vivir sin embalaje plástico?".

Télam


Comentarios


El Science Film Festival abraza la ecología