El voto contra el gobierno y los políticos reivindicó al peronismo

El PJ y los aliancistas críticos a la gestión de De la Rúa ganaron en las legislativas. El fuerte enojo de la población dejó su marca histórica en las urnas.

El amplio respaldo al justicialismo y el enojo de la población reflejado en las urnas se combinaron ayer para asestarle un duro golpe al gobierno nacional en los comicios legislativos.

El gran protagonista de la jornada fue el voto en blanco o anulado, denominado "bronca". Tuvo un caudal muy importante de sufragios que dejará su marca en la historia electoral del país, como en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, donde se ubicó entre el 22 y el 27%. En Santa Fe fue el más alto de todo el país con el 40%.

La jornada electoral, aportó escasos datos que sirvieran al gobierno para sentirse respaldado en su gestión. Por el contrario, el triunfo de oficialistas ácidos para con el modelo económico -Terragno en Capital y los candidatos de Angel Rozas en el Chaco-, profundizará el tenor de las embestidas contra el modelo y el ministro de Economía, Domingo Cavallo

A su vez, la nueva composición de las cámaras llevará al gobierno a un permanente sistema de negociación, cuadro incómodo para un presidente que aún debe ejercer dos años más el poder que en forma abultada logró en las urnas en 1999 y hoy se le escurre como agua entre los dedos.

En Neuquén el gran derrotado en los comicios fue la Alianza y la sorpresa la dio el peronismo, que le peleó hasta último momento el primer lugar el MPN. (Ver pág 8/9)

En Río Negro se repitió el "clásico triunfo" de la Alianza, que peleó palmo a palmo el primer puesto con los votos nulos y blancos. El PJ quedó tercero. En ciudades importantes los votos protestas se impusieron con claridad y Bariloche tuvó el índice más alto del país con el 40% (pág 12/13)

Habló De la Rúa

Ante la falta de datos positivos para su gobierno, Fernando De la Rúa postergó su mensaje previsto para las 21. Recién a las 22.30 salió a expresar que "vivimos momentos difíciles que requieren esfuerzo y solidaridad de todos los que queremos un país mejor".

Tras los comicios, el peronismo ratificó la mayoría en el Senado y logró la primera minoría en diputados, que había quedado en el 99 en manos de la Alianza. (Ver infogramas)

El PJ bonaerense obtuvo una contundente victoria en la provincia, lo que le permitió asegurarse dos lugares en la cámara alta, con Eduardo Duhalde y Mabel Muller.

Duhalde, el principal triunfador de la jornada, superaba el 36% de los votos, pero con la ayuda de otras fuerzas aliadas alcanzaba más del 42%. Raúl Alfonsín, por su parte, detrás del voto "bronca" (casi 23%), se aseguró una banca en el Senado ya que la Alianza alcanzaba algo más del 17%. Leopoldo Moreau encabezará los diputados críticos al gobierno.

El ARI, que tiene como referente a Elisa Carrió y el Polo Social del padre Luis Farinello se disputaban el siguiente lugar.

En la Capital Federal, la sorpresa fue el voto castigo (nulos más blancos), ya que superó el 27% para diputados y el 26% para senadores. Recién después se ubicaron los partidos políticos.

La Alianza, que hizo campaña contra Cavallo, se impuso con más del 21% para senador (2 bancas) y con casi el 20% para diputados. Las listas estuvieron encabezadas por Terragno-Vilma Ibarra (UCR) y América González (Frepaso), respectivamente.

El ARI (Alfredo Bravo/Héctor Polino) lograba por escaso margen una banca en el Senado gracias al apoyo de Nuevo Milenio del peronista Dante Gullo. Sin ese apoyo, Bravo hubiera perdido a manos del Nuevo País del justicialista Gustavo Beliz.

En cambio, para diputados el segundo lugar era para el ARI y el tercero para Unión por Buenos Aires del menemista Daniel Scioli, quien en alianza con el cavallista Liendo hicieron una mejor elección que la esperada.

El Justicialismo también ganó con claridad en distritos importantes como Córdoba y Santa Fe, aunque en este último caso el voto "bronca" se ubicó en primer lugar. (Ver pág 6)

Para el PJ fueron victorias amplias en San Luis, Santa Cruz, Salta, La Pampa, Santiago del Estero y Entre Río (pág 7).

En La Rioja el triunfo del peronismo fue muy claro, de la mano de Eduardo Menem, al tiempo que el ex presidente se aseguraba ser el senador suplente, aunque aclaró que no pedirá la renuncia de su hermano para acceder al Congreso y sortear así el accionar de la justicia.

Movimientos en el PJ

Los resultados generarán movimientos en el peronismo nacional y consolidan las chances de quienes buscan escalar en los peldaños internos de poder.

En ese esquema, Eduardo Duhalde (ver "El gran vencedor"), De la Sota, Reutemann, Marín, Rodríguez Saá, Kirchner, Ruckauf, han visto alimentadas sus posiciones con resultados abultados. Todos ellos parecen haber quedado posicionados como para pelear por una postulación a presidente si es que consiguen evitar el desmadre de sus respectivas provincias, hoy agobiadas por problemas económicos y una tensa situación social.

(DYN, Télam y AR)


Comentarios


El voto contra el gobierno y los políticos reivindicó al peronismo