Emergencia Alimentaria en Viedma: “Esto tiene que ser inmediato”

Antes de aprobar el proyecto, los concejales tuvieron que escuchar las quejas de las organizaciones por la demora en hacer viable la iniciativa.



Aun cuando se trata de urgencias, el auditorio compuesto por vecinos de humilde condición y representantes de organizaciones sociales, debieron acudir como mudos testigos a un extenso debate en el Concejo Deliberante antes de que sea votada por unanimidad una declaración de emergencia alimentaria por espacio de un año en la ciudad. La preocupación en los barrios es que desde el lunes 15 y por espacio de dos semanas estarán cerrados los comedores escolares como consecuencia del receso invernal.

Si bien no se conoce un cronograma como para actuar en lo inmediato, la responsabilidad de poner en práctica el mecanismo de ayuda es la creación de una mesa de diálogo que deberá ser conformada por representantes de los ediles, de organizaciones sociales, del Ejecutivo Municipal, y de los consejos municipales de Adultos Mayores, de la Mujer, de la Niñez y Adolescencia, de las Personas con Discapacidad y de Salud.

“Esto tiene que ser inmediato”, consideró ante “Río Negro” Gabriela Quinteros, coordinadora del Merendero Maná del barrio Álvarez Guerrero (ex loteo Silva). Maná al igual que otras organizaciones concurrió al recinto deliberativo con su propia pancarta.

En el recinto, los concejales tuvieron que escuchar las quejas de las organizaciones por la demora en hacer viable la iniciativa. En ese sentido, Lorena Alan, integrante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep) lamentó el tiempo perdido desde diciembre hasta la actualidad criticando que en ese lapso, los “merenderos” aumentaron a 23 lugares sobre 17 que funcionaban el año pasado con ayuda solidaria de los vecinos. Rechazó que estén recibiendo apoyo del gobierno nacional.

También aprovechó a poner cifras de la miseria que se vive en los barrios. “ Hoy existen 40 chicos que van a los 'merenderos', y los fines de semana preparamos 140 raciones para que las familias se lleven a sus viviendas”, aseveró.

Asimismo, criticó que “nosotros estamos haciendo el trabajo que debieran realizar otros (el Estado), y resulta una vergüenza que hoy los empleados municipales nos pregunten cuantos son los beneficiarios, cuando en realidad ellos deberían hacer un relevamiento”.

Los contrapuntos estuvieron al orden día al momento de la discusiones entre los ediles cuando el presidente del cuerpo, Mario Francchioni, pidió a sus pares agilizar la votación en lugar de “hacer circo” ante el público que ya mostraba signos de fastidio, pero luego se retractó a pedido del concejal Diego Santos (FpV) cuando éste reivindicó el derecho a debatir.

A su vez, Facundo Montecino Odarda (Río) formuló una amplísima crítica sosteniendo que “Viedma se encuentra en estas condiciones” por culpa de las políticas públicas del gobierno nacional.

En este marco, Leandro Massaccesi (Cambiemos) consideró que será estéril el trabajo de la comisión si “no sentamos al gobierno provincial”, tras lo cual dio a conocer que 26 chicos de barrios de Viedma se encuentran en tratamiento por bajo peso.


Comentarios


Emergencia Alimentaria en Viedma: “Esto tiene que ser inmediato”