Empleados de la Municipalidad de Senillosa acampan por aumento salarial

Ayer se instalaron en la dependencia municipal y se quedaron durante toda la noche. Hoy siguen allí aguardando respuestas.





Ayer, empleados de la Municipalidad de Senillosa comenzaron una protesta en el edificio comunal, acamparon a la noche y aún permanecen allí esperando respuestas. Los reclamos son cuatro: que se concrete la entrega de ropa, recategorizaciones, recomposición salarial, y el pago de un bono.

El martes al mediodía un grupo de trabajadores del municipio de Senillosa decidieron instalarse en el edificio para reclamar lo que ya venían haciendo por notas, de las cuales no obtuvieron respuestas. Fueron atendidos por un representante del gobierno municipal, pero las negociaciones no avanzaron y los trabajadores realizaron un acampe durante la noche.

«Ahora seguimos con la retención de tareas a lo cual se han sumado compañeros en distintos sectores los cuales hacemos alrededor de un total de 80 empleados«, contó a RÍO NEGRO, Liliana Altamirano, secretaria general de Sitramuse, el gremio de empleados municipales de Senillosa. Una parte de los empleados se encuentra apostada en el edificio municipal, mientras que los trabajadores del servicio de recolección de residuos están haciendo retención de tareas en su sector.

«El reclamo es de cuatro puntos, es por la ropa que todavía no se termina de entregar la ropa de invierno a los compañeros, pedimos recategorización para los empleados de las categorías más bajas y para los empleados que están para jubilarse, recomposición salarial y el bono«, detalló sobre los reclamos.

La secretaria gremial informó que se encuentran a la espera de una respuesta del Ejecutivo que les prometió el asesor legal del municipio José Luis Bermudez. «Hoy eran recibidos por Llancafilo (ministro de Gobierno y Educación) para gestionar un bono, que es uno de los puntos del petitorio», aseguró.

Además, Altamirano denunció que ayer por la tarde una funcionaria municipal la agredió con el auto y se fugó. «Ayer a las 17 :30 estábamos adentro del municipio con los compañeros, yo salí hablar por teléfono a la vereda del municipio, me senté en un parlante que está en la vereda y una funcionaria municipal, con el vehículo oficial, me chocó con el auto. Cuando los compañeros le gritamos por qué estaba agrediendo, hizo el auto para atrás, después puso primera y me volvió a golpear con el auto, después se dio a la fuga», contó sobre el episodio de violencia.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Empleados de la Municipalidad de Senillosa acampan por aumento salarial